ZOMBIES AND DIAMONDS – Walk with me!, 2010

Enlaces: MySpace Youtube

Lo primero que me viene a la cabeza después de un par de escuchas a este “Walk with me!” es que nos encontramos ante un embrión fruto de la infame unión de papá GALLOWS y mamá EVERY TIME I DIE y es que detrás del extraño nombre de ZOMBIES AND DIAMONDS, se esconde una joven banda alicantina que practica un Rock/HC muy en la onda de grupos como CANCER BATS, BLACKHOLE, THE BRONX o los antes citados THE GALLOWS, todos ellos enormemente aclamados por las nuevas generaciones que buscan algo más “orgánico” dentro de un estilo tan purista como es el  Hardcore.

Provenientes de un anterior grupo llamado THE ASSBREAKERS, dejaron atrás la formación de trío con la que grabaron varias demos e incluso llegaron a compartir cartel con los mismísimos CYNICS,  para convertirse en este cuarteto tan agresivo que es hoy en día ZOMBIES AND DIAMONDS. Nacen como ZAD a mediados del 2008, unos meses después graban su primera demo de tres temas con Juan Ballester en los Sunnday Studios de Murcia y a finales de 2009 vuelven a repetir estudio para dar forma a “Walk with me!”

Comenzamos la escucha y por alguna razón, cuando empieza a sonar “Zombie Holocaust” no sé por qué, no puedo dejar de pensar en “In a belly of a shark” de THE GALLOWS, aunque en este caso el tema es mucho más pegadizo, con un riff omnipresente y muy machacado, que alargan hasta casi el final del tema, al igual que en “Fire, walk with me”, o “Dead man”. Y es que en general esa es la tónica del disco, riffs acelerados que se repiten hasta la saciedad, pequeños estribillos que elevan aún más el tema y mala leche, mucha mala leche escupida por el micro.

Un poco diferentes son “Ten years” y “A new soul”, con una cadencia más rockera gracias a unos riffs casi setenteros, pero conservando esa vena tan cruda que predomina en todo el disco, al igual que “Broken glass theory” la cual tiene unas pinzeladas tipo STROKES pero muy enfurecidos con cierto regusto PostHardcore.

La gran sorpresa es sin duda “Prom Queen”, ¿cómo definirla?…¿os acordais de la escena de la película “Regreso al futuro”, en la que McFly tocaba “Johnny B.Goode” ante un montón de compañeros atónitos? Pues es exactamente eso pero al contrario, os lo explicaré; es como si los PLATTERS hubiesen poseído el espíritu de estos chicos para ofrecernos una pieza Soul propia de los ´50, que suena algo así como a medio camino entre el “Donna” de Richie Valens y una nana cantada por Courtney Love (siempre en el mejor sentido, claro).

En general, es un gran disco, aunque se echa en falta algunos momentos que rompan un poco esa línea que hace tan homogéneo el conjunto de los temas, con influencias quizá marcadas en exceso, lo cual en ocasiones  favorece la difusión y el alcance del grupo pero también puede actuar contra la propia banda.

Reconozco que el salto es arriesgado; pasar de una demo de tres temas a un disco de 10 en apenas año y medio, pero el resultado les ha salido bien, también es cierto que no es un disco fácil de escuchar o de esos que te entra la primera, sobre todo si no estás familiarizado con este tipo de sonoridades y tampoco va a hacer las delicias del público metalero más ortodoxo, de todos modos, es un buen paso para conocer a un gran grupo y por otro lado, acercarse a toda una corriente de bandas que aportan una bocanada de aire fresco a una escena cada vez más saturada y carente de ideas.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS