ZOMBIES AND DIAMONDS – Dogs become wolves, 2013

Enlaces: Web Oficial Facebook Youtube

zombiesanddiamonds00¿Recordáis cuando os presentamos a los alicantinos ZOMBIES AND DIAMONDS con su tremendo debut  “Walk with me”? Pasados un par de años de aquel primer paso, vuelven a la carga con “Dogs become wolves”, otro disparo a bocajarro con el sonido de fondo de THE GALLOWS, CANCER BATS, THE INTERNATIONAL NOISE CONSPIRACY, FEED THE RHINO o el lado menos metálico de WHILE SHE SLEEPS. Pero antes de meternos de lleno en su música, debo resaltar el exquisito artwork del disco, en el que he me ha parecido encontrar una vaga similitud con el trabajo de Bob Mcdonald para el  “Times of Grace” de NEUROSIS,  quizá solo sea impresión mía, lo que está claro es que esa portada refleja perfectamente la clase y el estilo que posee el grupo y por supuesto, es un fiel reflejo de lo  que nos vamos a encontrar en su interior.

En esta nueva entrega, su sonido apenas ha sufrido cambios y permanecen fieles a su estilo; riffs directos y afilados en descargas rápidas y aceleradas, dejando ver una crudeza desgarradora, en un sonido propio y particular, que se aleja miles de kilómetros de nuestras fronteras, moviéndose gracilmente en ese espacio en el que el Post-hardcore se encuentra con la sencillez del Rock más basto y natural. Sin embargo, a diferencia de “Walk with me”, este nuevo trabajo es mucho más heterogéneo y menos lineal, algo que en su día marcamos como “punto negativo”, pero que esta vez han sabido solucionar de forma brillante, incluso me atrevería a decir que el disco posee una doble personalidad, una suerte de ying yang adrenalínico y guitarrero pero con marcadas diferencias entre sí.

Por un lado “Trescientos caballos”, “Stigma of the seed I”  y “II”, o “The Hermit” conforman su lado más salvaje, con las guitarras como auténticas protagonistas en ráfagas de alto calibre donde la voz se rompe mientras guía la manada hacia nuestra posición, y  al igual que reza el título del disco, los perros se convierten en lobos, para así rasgar y devorar nuestra carne.

En contrapunto a toda la agresividad de la jauría, como en un giro inesperado entre tanta rudeza, aparece “And the journey begins” devolviéndome a mi adolescencia y a las tardes enteras escuchando a TEXAS IS THE REASON, “Dogs” hace lo propio recordándonos que REFUSED no han desaparecido, con su carácter intenso y esa atmósfera de tensión galopante en continuo ascenso. “Too far to come back” nos despista con sus juegos entre VIOLENT FEMMES y AND YOU WILL KNOW US BY THE TRAIL OF DEAD, mientras “Leading the tribe” hace justicia a su título, con unos coros puramente Hardcore en un medio tiempo vibrante.

Como despedida, “The sickness”  nos deja un sabor agridulce, en una composición calmada y emotiva, de cadencia monolítica y guitarras afiladas al más puro estilo Post-rock de RED SPARROWS, creando un muro de sucia distorsión que se entrecruza con la clara armonía de la base.

Cuando reseñé su primer trabajo me parecieron un grupo fabuloso. Ahora con el segundo, me reafirmo en mi opinión, y como dije en su día, suponen una bocanada de aire fresco a una escena en decadencia, pero que en este país y gracias a su retraso histórico, aún está en pañales, por lo tanto, deberíamos hacerlos grandes aquí antes de que encuentren cobijo en tierras lejanas, o lo que es peor, que debido al escaso apoyo y la extrema desidia del público nacional, se vean abocados a la desaparición. De nosotros depende.

firmadiego

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS