ZENTE – s/t, 2013

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook

Hablar de Rock en Burgos no tendría sentido si pasáramos por alto a ciertas formaciones y artistas. Me refiero a bandas y músicos que son santo y seña de la música dura en la ciudad del mítico Contrapunto. Artistas, en una palabra, que se han ganado a pulso el respeto de sus compañeros de profesión y de los fans en general.

Así, de primeras, me vienen a la cabeza los disueltos GRIETA o el incansable BUMPER. Pero no citar al grupo que ha facturado discos como ”Queda Mucho por Andar” (1996), “Alma Libre” (1998) o “Regreso al Planeta del Rock” (2007) sería negar la evidencia de que ZENTE es, exceptuando al ya citado y todoterreno Javier Arnáiz (conocido por su dilatada experiencia profesional y ser parte de ÑU), quizás la banda de rock más longeva y en activo en la ciudad burgalesa. Y si descartamos el proyecto de Javier como banda, en efecto lo son.

Formados en 1994, ya al poco tiempo de empezar consiguen resultar finalistas del concurso ImaginaRock (Cadena 100), tras lo cual editan su primer disco, ”Queda Mucho por Andar”, un cd con muy buena acogida a nivel local. Tras la salida de su vocalista Moi graban el EP “Alma Libre” ya con Manolo a las voces (hablo de 1998), para encarar el nuevo milenio actuando en el festival Tintorrock en la plaza de Toros de Burgos. Es entonces cuando Adolfo abandona la formación y deciden formar parte de una banda de versiones de clásicos del soul.

Es en 2003 cuando contactan con Peri (ex FRIO), quien entra a tocar el bajo, para cuatro años más tarde volver con fuerza con un nuevo disco: “Regreso al Planeta del Rock”, mezclado y masterizado por M. Taylor, y con numerosísimas colaboraciones. Fue mi primera toma de contacto con ellos.

Desde luego ZENTE no es una banda prolífica en cuanto a actividad en estudio se refiere. Dos LP’s y un EP en dieciocho años no es lo más conveniente para despuntar fuera del ámbito local. Quizás y precisamente eso es lo que no les ha hecho más grandes, lo que les ha imposibilitado asomar la cabeza a nivel menos subterráneo. No obstante la grandeza de un grupo no se mide en popularidad y eso, creo, todos lo sabemos.

Seis años de silencio han tenido que pasar para disfrutar de nuevo material. Entre manos tenemos un álbum de nada menos que dieciséis temas (catorce propios más dos versiones), homónimo, producido por Gorka Alegre (bajista de BARÓN ROJO) y masterizado por Carlos Creator en Rockstudios (Bilbao), quienes han conseguido dotar al disco de un sonido 80’s que no me convence del todo en cortes como el magnífico Regreso al Planeta del Rock (¿homenaje a su disco anterior?) y Murallas, donde la voz suena demasiado baja y a veces cuesta seguir la letra.

No obstante me gusta en líneas generales. El sonido es 80’s, como el hard & heavy practicado por el grupo. Ambos conceptos (música y producción) casan, y además sugieren un concepto vital para entender la música de ZENTE: honestidad. Tiene esa magia del sonido de hace tres décadas, sin caer en la mediocridad de la calidad de audio del disco de TEBAS, pero sin lograr esa pulcritud de trabajos de PIEL DE SERPIENTE. En este último caso, la verdad sea dicha, la producción es más actual.

Precisamente entre estos dos grupos podemos situar la propuesta musical de ZENTE. La banda practica un hard rock similar al de los valencianos  con discos como “Inevitable” pero con unos teclados que recuerdan al “Regeneración” de los segundos, sin incidir tanto en lo AOR. Escuchando La Línea de Fuego y su parecido en las líneas vocales con BARÓN ROJO, haciendo un ejercicio de fantasía y planteando un escenario nunca antes ideado, podría imaginármelos como unos inexistentes GOLIATH hardrockeros…

Como el lector puede observar muchas son las influencias de las que se empapa el grupo. Solamente hay que citar los dos covers incluidos en el disco a modo de bonus tracks para entender esa heterogeneidad: A Tu Lado de LEIZE y The Logical Song de SUPERTRAMP, versiones que ya la banda interpretaba en directo hace años, y con las que además demuestran un gusto exquisito.

Esa heterogeneidad se ve amplificada por el dilatado lapso de composición del disco (seis años dan para mucho), aun considerando que el álbum es más homogéneo y coherente que el anterior. Esta vez el grupo ha enfatizado su música en el hard rock, descartando el rock (sí, a secas) de cortes antiguos como Se Me Mueven los Pies, El Último Roquero, Ponme un Whiskey o Cerca de Ti, aspecto que –siempre en mi opinión- lastraba su pasado.

El presente es definitivamente más atractivo. Se desarrolla el sonido de canciones pretéritas como Gracias o Siempre, jugueteando de alguna manera con el AOR y predestinando el disco –en algunas composiciones- a amantes de formaciones como NIÁGARA, HIROSHIMA o SANGRE AZUL. Esa mayor pomposidad en los teclados puede recordar a bandas como SHY en el inicio de Cambios, y esa magia de grupos del estilo puede sentirse en Camino de la Perdición o No Sé.

Por el contrario podemos disfrutar de un hard rock más crudo en el agresivo Control, El Náufrago o Carlos. Además hay tiempo para el festivo Jimmy Joe, el final Recuerdos (con voz y guitarra acústica) y Nadie lo Avisó, donde ZENTE me vuelve a recordar a LUNA NEGRA.

Estamos hablando, en definitiva, de un disco largo (muy largo) que se hace corto. De una interminable línea recta que se curva en muchos momentos, ofreciendo al oyente la sensación de brevedad. Y lo breve si es bueno, dos veces bueno. ¡Aunque tenga dieciséis canciones!

El hecho de que los instrumentistas queden al servicio de las composiciones me parece una virtud. Y esa virtud (al menos) ZENTE siempre la ha tenido. Si, además, le dan un lavado de cara a su música –siendo fieles a su pasado- ¿puede pedir algo más el seguidor de la banda? Yo creo que poco más. Quizás, y solamente, que editen material cada dos años, pero eso creo que ya sería mucho pedir a estas alturas…

Comparte:

2 thoughts on “ZENTE – s/t, 2013

  1. Muchas gracias por mentar al contrapunto y gracias por el apoyo q dais a las bandas de burgos,gran trabajo y gran cronica.SALUD,AMISTAD Y EN EL CONTRA HEAVYMETAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS