YORUBA – Metalmidia, 2011

Enlaces: MySpace Facebook

Guste, o no guste, es justo aceptar la rotunda importancia que han tenido los 90’s (al menos la primera mitad de la década) en la reinvención del metal heredado de los 80’s. A veces, esto no supuso realmente una evolución, sino  una ruptura traumática con el legado de tantas y tantas bandas que años antes aparecían en la MTV con sus mallas y pelos cardados. El Metal empezaba a coquetear con sonidos más pesados, más Groove, bajando la afinación de las guitarras y apostando por los pantalones anchos y camisas de leñador.

En España el ejemplo más inmediato podría ser HAMLET. Con un EP debut muy interesante, y un primer largo menos seductor (Peligroso, 1992), se desligaba un año después de ese sonido hard & heavy clásico para explorar nuevos sonidos con Sanatorio de Muñecos (1993). Y en discos como el citado, y Revolución 12.111 o Insomnio, está la base del grupo madrileño objeto de esta reseña: YORUBA.

La herencia está clara, aun formándose la banda a mediados de la primera década del presente milenio. Hace cuatro años graban su primer trabajo, en forma de demo, bajo el nombre de YORUBA PROYECT, y es, en este recientemente terminado año 2011, cuando editan su primer LP.

Metalmidia es un disco con unas claras influencias tomadas del grupo de Molly y Luis Tárraga, bastante evidentes, a las que añaden factores como la inclusión de dos voces en el disco (interesante labor la de Miguelón y Jose “Josh” en el mismo). Insuficiente para ofrecer algo innovador a estas alturas o, aceptando este inmovilismo, limitado igualmente para destacar en el vasto, y crítico por su saturación, panorama musical nacional.

Siendo un disco en mi opinión bastante lineal (a veces jugar con la dualidad entre voces limpias y rasgadas no es sinónimo de variedad), sin embargo podemos escuchar temas como Minotauro, que se sale un poco de ese trazo rectilíneo que guía el discurrir del disco, o la contundente Lokura, donde se siente más que nunca el bajo de Javi. Precisamente uno de los puntos fuertes de Metalmidia es la base rítmica: potente y concluyente, ayudada por un sonido más que correcto tratado en los Estudios Oasis, no solo en este track sino en Mi Destino, Fobia o Mi Único Juguete, bajando el nivel en este sentido el resto de temas, grabados, mezclados y masterizados en los estudios Audio Suite. Fijaos cómo suena Mi Destino (la cual, por cierto, valdría perfectamente para single) y Sentirse Dios…, algo sin duda importante a subsanar en futuras grabaciones.

Por lo demás, agradará a quien guste de sonidos pesados y a aquellos metalheads que abrazaron con complacencia el brusco cambio de rumbo, a nivel musical, a mediados de los 90’s, incluso a gente que huya de etiquetas (por ejemplo Metamorfosis puede agradar a cualquiera).

Aun así, y teniendo un público probablemente consolidado y asegurado con su envite musical, deberían mejorar ciertos aspectos técnicos que, quizás no dependan del todo de ellos, e intentar curvar un poco esa línea quizás demasiado rectilínea. Además, un par de temas menos en el tracklist hubiera ayudado a que ésta se viera menos destorcida, al menos en este cd. Porque a mí, al menos, éste se me ha hecho un poco largo, y sin embargo siento la necesidad de escuchar ya el próximo… Intuyo que lo mejor está por llegar.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS