WRONG – Memories Of Sorrow, 2013

Enlaces: Facebook Twitter Otro enlace

wrong03Ha sucedido. El mundo que conocíamos ha dejado de existir. Un cataclismo ha sacudido el planeta acabando con los últimos resquicios de una sociedad que estaba destinada al fracaso desde el principio. La humanidad ha quedado condenada a la miseria y el salvajismo. No quedan sino ecos de un paraíso perdido. Era inevitable. El sistema nunca funcionó. Estaban todos equivocados.

WRONG es el nombre del más reciente y oscuro proyecto de Phlegeton (WORMED, HUMAN MINCER, THE YTRIPLE CORPORATION y mucho más) y DP Rey (THE YTRIPLE CORPORATION, ex-NEVERDIE), las dos mentes detrás del estudio Delta 314 en el que se ha gestado este “Memories of sorrow”. Phlegeton es responsable de la batería y las voces además de las letras y el concepto, mientras que DP Rey es responsable de las guitarras, bajo y teclados. Ellos mismos se han encargado de la grabación y la producción, con lo que WRONG se convierte en el primer proyecto creado íntegramente en Delta 314.

Partiendo de los proyectos por los que los miembros de WRONG son principalmente conocidos, uno jamás se esperaría una música como esta. El estilo de WRONG es black metal, si bien de una naturaleza bastante especial. Aunque es lícito reconocer que en “Memories of sorrow” podemos encontrar todos los rasgos identificativos y reconocibles del black metal, la banda ha sido capaz de conformar una personalidad propia dentro de los parámetros identificables de un género que, por su propia idiosincrasia ortodoxa, suele ser bastante inmovilista.

Esto quiere decir que, efectivamente, en este album hay blastbeats repetitivos, rasgueos de acordes menores, voces de ultratumba y todo lo demás. Pero ahí acaban las similitudes con los grandes referentes del género. WRONG no se inspira en las bandas más violentas y sanguinarias, sino en las más atmosféricas y depresivas como SHINING, ABYSSIC HATE o CRAFT. Tiene mucho más que ver con WOLVES IN THE THRONE ROOM o ULVER que con IMMORTAL o MARDUK, y si bien aparecen pasajes frenéticos y veloces, como en They look at me o Now I remember, la mayor parte del disco se decanta por tempos lánguidos y arrastrados y por la construcción de armonías melancólicas con el peculiar sonido de guitarra de DP Rey. De entre los clásicos noruegos, quizá sean SATYRICON o BURZUM los que pueden resultar más pertinentes en cuanto a comparaciones, por su minimalismo instrumental: largos pasajes repetitivos y vacíos de adornos, como el camino de los últimos supervivientes del planeta, que casi llevan al oyente a un trance de autodestrucción. Con la ayuda de las agónicas voces de Phlegeton (quien hace gala en esta ocasión de un estilo vocal muy diferente al de WORMED o HUMAN MINCER) y puntuales intervenciones de piano, los recursos de WRONG tienen un propósito altamente sugestivo, generando estridentes texturas que invocan una impenetrable atmósfera de vacío y desesperanza.

Como no podría ser de otra forma, el universo narrativo creado por la banda se ajusta perfectamente a una música tan deprimente. “Memories of sorrow” no nos habla de la caída de la humanidad, sino de lo que viene después…

En cuanto a la producción, que suele ser la gran lacra del género para gran parte de los oyentes (aunque muchos de los más ortodoxos prefieren la opción nihilista de un sonido deliberadamente crudo), no hay quejas: puedo intuir que los ecos y la saturación son rasgos deliberados dentro de un producto sorprendentemente nítido. Un nuevo éxito para el estudio.

Lo cierto es que juzgar adecuadamente cualquier trabajo de black metal es siempre complicado, por la dificultad que entraña encontrar el equilibrio entre la originalidad y el formalismo estricto connatural a este género tan especial. Pero si bien no nos encontramos ante un trabajo musicalmente revolucionario, creo que la personalidad de WRONG merece un hueco en el panorama, y que podría convertirse en uno de los proyectos más importantes del género en España, además de tener un gran potencial de exportabilidad. Habrá que esperar para ver si es posible darle continuidad.

firmaantonioandrades

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS