WOLFHEART (FIN) – Constellations of the black light, 2018

Enlaces: Facebook

Como una bruma densa que se abre paso de manera inexorable a través de nuestros tímpanos, en una marcha hacia la batalla que no cesa, WOLFHEART reaparecen apenas un año después de su último lanzamiento.

En esta ocasión, el número cuatro se convierte en la cifra que consolida a esta banda desde que Tuomas Saukkonen dejó de lado sus proyectos anteriores como BEFORE THE DAWN, BLACK SUN AEON o DAWN OF SOLACE. Con ellos fue experimentando y creciendo como músico asentando su sonido hasta este cuatro disco.

La banda se formó en 2013 casi como un proyecto en solitario, pero creció hasta convertirse en una formación de músicos de gran calibre entre los que cuenta con Mika Lammassaari (ETERNAL TEARS OF SORROW y actual guitarra de MORS SUBITA), Joonas Kauppinen (ex–BEFORE THE DAWN Y MISERY INC.)  y Lauri Silvonen, que compagina con la banda BLOORED HOURGLASS actualmente como bajista en ambas.

Constellations of the black light llega tras la firma con Napalm Records, que ha apostado por ellos dándoles un impulso que les ha llevado a girar en USA, así como un nuevo aire a la producción y sonido del grupo, avanzando en un trabajo más limpio y técnico. Con el comienzo del disco podemos ver la peculiaridad de la nueva situación de la banda, dejando clara la demostración de libertad para poder crear y dirigir su propio trabajo con el tema “Everlasting fall”, que dura ni más ni menos que 10:24 minutos, siendo inusual que un disco comience por un tema que parece ser creado para cerrarlo.

La trayectoria discográfica de WOLFHEART siempre ha seguido unas líneas y formas dentro del death melódico que ha ido evolucionando de una manera sutil y natural, jugueteando con claves black para este nuevo álbum. Su primer single “Breakwater” es la demostración de esa crudeza a la que nos referimos, dando una sensación más oscura y oclusiva.

Parte del encanto de este trabajo es la habilidad a la hora de poder aunar sensaciones en las melodías de carácter tan romántico como la heroicidad y la nostalgia, la melancolía y la fuerza que imprime en cada pasaje lento lo convierten en piezas claves para mantener al oyente en atención a cada cambio de tempo. Los teclados han pasado claramente a instalar esa ambientación tan sutil y mágica en contraste con la crudeza de la batería y las guitarras, donde tanto Joonas como Mikka y Lauri nos muestran una gran conexión. Existe también un trabajo de precisión melódica en cuanto a los solos, dispuestos para crear ese ímpetu que lo anexionan y da en la clave para elevarnos en la melodía y dejarnos atrapar.

En este trabajo podemos ser protagonistas de una evolución tan natural en los sonidos que han creado un sello de identidad personal y han reafirmado ya no solo la idea que muchos teníamos de Finlandia y sus habitantes, influenciados sobre todo por otras vertientes musicales, sino que han elevado con nuevas características de la personalidad y visión de esas tierras que nos son aún tan enigmáticas y desconocidas. Invitados para descubrirla y ser conquistados por ellos.

Comparte:

COMENTARIOS