WITKO – Un hombre camina solo, 2012

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook Youtube Twitter

Los músicos y algunos críticos siempre hemos hecho hincapié en la clásica analogía entre las bandas de rock y el matrimonio, y quienes no han formado parte de una banda no acaban de comprenderlo. Si esto es cierto, supongo que las sensaciones que suscita la disolución de un grupo, como todas las separaciones en las que se esfuman de una forma más o menos repentina el compromiso y el esfuerzo que hemos dedicado a mantener una relación, a veces durante muchos años, son agridulces y hasta dolorosas. Son momentos de reflexión, en los que sopesamos objetivamente los éxitos y los fracasos que hemos sufrido y nos enfrentamos al desencanto y la desilusión con una mente abierta, dispuesta a la transformación, y día tras día nos reinventamos, convirtiendo cada experiencia en una aventura significativa a la que aplicamos todo cuanto hemos aprendido en el camino. En todo caso, este es indudablemente el espíritu que impregna el último proyecto del vocalista Emilio Ponce tras el divorcio amistoso de los valencianos KARIH-KATURA.

“Un hombre camina solo”, el tema más destacado de todo el disco, nos ofrece un resumen de todas estas experiencias, en el que se trata de obtener conclusiones ante la incertidumbre, que es uno de los temas recurrentes desde el punto de vista de las letras, con una buena dosis de ironía y manteniendo el optimismo, otro de los ejes líricos, en una sincera declaración de intenciones.

Sin embargo, las influencias que WITKO reconoce son engañosas y casi todos los temas se adentran en el territorio del rock urbano de siempre, desde la entonación hasta el sonido característico de las guitarras, mientras que otros resultan algo descafeinados. En los textos, no obstante, encontramos aciertos durante todo el disco, con imágenes sugerentes (a veces un tanto obvias) y un afán de comunicarse directamente con el que escucha, y esta franqueza, esta emoción, es la que acaba imponiéndose en este nuevo proyecto, hecho en estudio con corazón de directo.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS