WITHOUT GOD (RUS) – Circus Of Freaks – 2014

Enlaces: Facebook BandCamp

withoutgod01Otra de las joyitas recibida por parte de  Solitude Productions  son los rusos WITHOUT GOD que estrenan su segundo LP Circus of  freaks, el cual hará las delicias de cualquier amante del sludge o el stoner. Como curiosidad he de decir que el álbum consta de nueve temas, pero la copia que recibimos (original por supuesto) por parte del sello sólo tiene ocho de ellos, así que tuve que hacer algún que otro periplo para poder hacerme con el último tema.

Pues bien, ya con todas las composiciones en mis manos me dispuse a hacer la reseña de lo que, a mi parecer, es un buen disco para los amantes del género, pero que no recomendaría a alguien ajeno a este tipo de bandas.

El álbum arranca con el tema que da título al mismo, lo hace de una forma típica en el género, un pequeño acople de guitarra, unos compases en crescendo y parón para entrar con el riff principal del tema. Típico, sí,  pero eficaz. De este modo consiguieron hacer que me metiese dentro de su música, llena de riffs pesados muy bien aderezados con un groove que está presente en todo momento, haciendo que no llegue a ser cansino o repetitivo, pecado muy común en bandas de esta índole, que creen que lo más apropiado para hacer un buen tema de diez minutos es tocar una nota, siempre la misma nota, cada seis u ocho compases durante nueve de esos diez minutos.

Algo que me sorprendió es que teniendo en cuenta el país del que proviene la banda la pronunciación es más que correcta, si me hubiesen dicho que la banda es inglesa lo habría creído sin problema. Ya que conozco ingleses con peor pronunciación que la de Anton, cantante y guitarra solista del grupo en cuestión. Me gusta mucho el aporte de Olga, guitarra rítmica del grupo. Según pude leer mientras buscaba información de la banda, ella es la “culpable” de la mayoría de los riffs del álbum, que no son pocos y dentro del estilo del grupo bastante buenos. Si he de ponerle “mala nota” a algún elemento del disco, ese elemento es la batería. Creo que Iban no aprovecha bien las oportunidades que le brindan sus compañeros para lucirse más, o simplemente para añadir más variedad a su aportación. Los temas a menudo son salvados de caer en la monotonía gracias a los solos de Anton, no es que sean nada del otro mundo, ni mucho menos, pero sí que llegan cuando los temas necesitan un poco de frescura o un último empujón para terminar. Rara vez hay un fill de batería que se lleve el tema de un sitio a otro o simplemente traiga frescura cuando es precisa, como ya he dicho, mi “mala nota” en esta ocasión es para la batería.

Por lo demás me parece un disco con un sonido genial, oscuro y pesado pero en el que se distingue todo con facilidad. Y como digo al principio de esta reseña, disco recomendable para los conocedores del género.

firmapere

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS