WINDFAERER (USA) – Tenebrosum, 2015

Enlaces: Facebook Youtube BandCamp

windfaerer00Desde New Jersey nos invitan a un viaje a través de la música, esos viajes que, personalmente son los que más me gustan recorrer. Los folk black metaleros WINDFAERER vienen con Tenebrosum bajo el brazo. Según nos cuentan, titulado así por el nombre que se le daba antiguamente al Océano Atlántico, Mare Tenebrosum, el mar de la oscuridad.

Lo cierto es que, de un par de años hasta ahora son muchos los discos que están siendo ambientados o basados en lo relativo a los océanos, el mar o al elemento acuático, sumándose a la lista de los que ya existían de antes. Si bien pensaba que uno de los trabajos que mejor representaba esa intención de que su música sonara como a reproducida por el mismo horizonte de los mares para que su eco retumbase en los cielos, era el Weight of the oceans de IN MOURNING, pero estos WINDFAERER han conseguido conquistarme con sus atmósferas desde el primer corte.

“Celestial supremacy” es el punto de partida de esta magnífica travesía musical y lo primero en rozar nuestros oídos de manera sutil es la mayor marca de identidad de la banda, que es ese violín tan característico. Han sabido emplear un sonido poco usual con este instrumento, dándole al black metal que practican un toque muy personal. Suena como el lejano lamento de un animal desamparado o apesadumbrado. Si a esto le sumamos los majestuosos riffs de guitarras, baterías cañeras y voces desgarradoras, el resultado es una de las bandas de folk black metal más bonitas que he escuchado en años. Así lo demuestra el dueto formado por esta mencionada “Celestial supremacy” y por la posterior “Finisterra”. Sin titubear demasiado puedo asegurar que es una de las piezas de black metal más acojonantes que he escuchado en toda mi vida. No es excesivamente rápida, ni es ultra técnico, pero lo que transmiten estos muchachos de New Jersey es maravilloso. Melancolía, tristeza, esperanza, nostalgia, alegría…tantísimos sentimientos encontrados en un solo tema, en un solo disco…este proyecto no debería de tardar demasiado en dar el salto a la élite del metal, desde luego que obras como esta lo merecen.

“Finisterra”, como con “Hemfard” de los suecos MANEGARM, dibuja en mi mente una imagen perfecta: la del guerrero, marinero o explorador, volviendo a su casa tras meses o incluso años en alta mar, luchando contra mareas y tormentas, hasta que por fin, avistan la tierra que alberga su hogar.

Con una media de duración de los temas de casi seis minutos y medio, no dan la sensación de tediosos ni se hacen largos, y esto es un factor muy a tener en cuenta. Aunque extiendan la duración de un riff, siempre está ahí el violín haciendo de las suyas con total libertad, pintando notas de manera espontánea, natural y que, paradójicamente, aplican calma al black metal cañero y devastador que desarrolla WINDFAERER. Buena prueba de esa espontaneidad del violín es el par de solos que podemos escuchar en “Tales told in oblivion” o en la soberbia instrumental “Santería”. Debe de haber alguien de habla hispana en la banda, dado que uno de los temas tratados en sus letras según Metal Archives son la historia y los mitos de la Península Ibérica y dados los títulos de algunas canciones como este interludio instrumental, “Finisterra”, o “Morir en el olvido”, esta última otra de mis favoritas.

Con un inicio más propio del post que del black metal puro, da paso a melodías sobrecogedoras, tanto de violín como de guitarra. La voz es idónea para este proyecto, ya que en todo momento se mantiene desgarradora, como si el propio vocalista sufriera en sus propias carnes todos y cada uno de los sentimientos que quieren transmitir con Tenebrosum. Hacia el final de “Morir en el olvido” una guitarra rítimica solitaria suena como preludio de un final emotivo, intenso sentimentalmente hablando. Llegado el fin de este corte, termino de decidirme por marcar este como mi tema favorito. Es perfecto.

Cierran este ejercicio perfecto de black metal folklórico con el tema más oscuro del disco, “The outer darkness”, haciendo honor al título. Una vez más, tras riffs afilados como dagas, el violín entra en acción para poner ese toque de melodía tan carismático y que hará que la gente reconozca a WINDFAERER siempre que suenen en un reproductor.

Un trabajo obligado para seguidores de bandas como OCTOBER FALLS, VALLENDUSK, WOODENSTHRONE o incluso HARAKIRI FOR THE SKY o AGALLOCH. Seguro que acabarán la escucha de este LP con una sonrisa en la cara y el vello de la nuca y brazos erizados.

2firmajabo

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS