WHYZDOM (FRA) – As time turns to dust, 2018

Enlaces: MySpace Facebook Twitter

Precedido de la tan odiada etiqueta en la actualidad female fronted band, llega esta formación gala con su cuarto disco, que lleva por título As time turns to dust y que ha lanzado a la luz el sello italiano Scarlet Records (SADIST, HATESPHERE, DEATHLESS LEGACY…).

Metal sinfónico con orquestaciones, teclados y la voz de Marie Mac Leod (no os dejéis engañar por su apellido de casada pues su inglés es a veces ligeramente áspero) que lleva las riendas del grupo desde 2013 y su anterior plástico «Symphony for a hopeless god«; puesto, por cierto, por el que han desfilado un sinfín de vocalistas entre las que se encontraban por ejemplo Clémentine Delauney de VISION OF ATLANTIS o Lisa Schaphaus-Middelhauve, ex-XANDRIA.

Veamos. Buen sonido, buenos arreglos… Las voces tienen más presencia en su vertiente más rock/metal y no se limitan al tono operístico (como por ejemplo era la tónica en aquellos NIGHTWISH de Tarja… y que conste que no lo digo en el aspecto negativo) y éstas están bien estructuradas. Pero lo cierto es que poseen menos gracia y gancho que los grandes de la escena, como los finlandeses citados anteriormente u otros tantos de la escena holandesa, por señalar unos pocos. En determinados momentos, igualmente se echa de menos algo más de guitarras pues quedan sepultadas entre capas ocupadas por su cantante, teclados y demás instrumentos, pero ¡hey! Nos encontramos ante una banda sinfónica y ya sabéis como se las gastan y a qué se dedican estas formaciones. Si aborreces ese aspecto o simplemente no te gusta… puede que estés perdiendo el tiempo leyendo esta reseña.

«Armour of dust» es el tema que abre el disco mediante una introducción de manera muy épica, aspecto que continúa con sus letras y distintos pasajes que dan paso a «Armageddon«, recomendable canción para la que han rodado uno de los dos videoclips promocionales de este trabajo (el otro es para «The page«), albergando coros grandiosos (para los que han contado con varias colaboradoras que también suelen utilizar en directo y que usan el nombre de DARK WHISPERS CHOIR, además de varios miembros del grupo). No me olvidaría tampoco de «Angel of tears«, potente en sus ritmos, con una fácil fórmula pero efectiva y un estribillo pegadizo, así como «Free as a bird«, que se mueve por unos terrenos similares y disfruta de los momentos más operísticos en la grabación por parte de su vocalista.

Grabado, mezclado y masterizado en los estudios Powermania de París, producido por el guitarrista de la banda Vynce Leff. La portada es obra de X-Nihilo Design, con quienes ya han contado en álbumes anteriores de WHYZDOM, que se compone a su vez por Régis Morin a las guitarras, Nico Chaumeaux batería, Tristan Demurger al bajo, Marc Ruhlmann a los teclados y coros, Marie Mac Leod a las voces y el igualmente mencionado Vynce Leff que se encarga de guitarras, orquestaciones y coros.

Desde luego, los que sean seguidores de formaciones como DELAIN, AFTER FOREVER, EPICA… no tendrán demasiado problema para degustar este As time turns to dust, que no está a la misma altura que esos grupos, pero sin duda puede serles también disfrutable.

Comparte:

COMENTARIOS