WHILE SHE SLEEPS (GBR) – So what?, 2019

Enlaces: Facebook

Tengo miedo de saber cuál será el próximo paso en la carrera de WHILE SHE SLEEPS. Miedo, sí. Pero a la vez intriga: ¿cuánto puede llegar a evolucionar el sonido de una banda manteniéndose relativamente fiel a sus raíces? ¿Qué más elementos pueden llegar a introducir en su sonido? ¿Harán un disco de duetos?

So what? es su disco más melódico y pegadizo hasta la fecha. Y sí, se puede conseguir un sonido más melódico y pegadizo sin que sea necesariamente comercial, porque hay que recordar una cosa: desde la publicación de su anterior You are we los de Sheffield no pertenecen a ninguna discográfica -salvo para lo relacionado con la distribución- y pueden hacer lo que les venga en gana. No hay más que seguirles en redes sociales y comprobar, por ejemplo, los productos que venden o la implicación que tienen con sus fans, a los que incluso solicitan que graben coros en alguna canción. El Do It Yourself del punk llevado a su máximo exponente.

En líneas generales, So what? transmite una atmósfera menos opresiva que sus predecesores. Dicho de otra forma: musicalmente tiene un tono más luminoso y, como decía antes, melódico. Pero las letras tienen un tono crítico e incluso depresivo. Un contraste que engrandece el resultado final del disco.

Todas las canciones tienen estribillos memorables, coreables y pegadizos -en ocasiones un poco simples- e, instrumentalmente, introducen algún elemento nuevo al sonido de la banda. Sorprendentemente, los singles son posiblemente los temas más rupturistas con su pasado, pero también una muestra de lo que encontraremos en el resto del disco. Así, “Anti-social” tiene reminiscencias numetaleras -especialmente en el interludio semirapeado que encontramos también en “Back of my mind”- y un complejo riff de guitarra poco visto en el género que podemos encontrar también en los singles “Elephant” y “Haunt me” o en “I’ve seen it all”.

Este tema nos presenta otro aspecto que hasta ahora no habían introducido en su sonido: unos sintetizadores agudos de reminiscencia industrial que también hacen acto de presencia en “Inspire”, dejando unos interludios de reminiscencia trapera, y principalmente en la memorable “The guilty party”, canción que considero la más redonda del disco.

Las canciones más cañeras del disco se encuentran principalmente al final y transmiten la rabia de sus primeros discos, pero de una manera más melódica, controlada y con riffs menos crujientes que antaño. No obstante, todas ellas comparten que arrancan de una manera calmada y desembocan en un torrente de bella brutalidad, con breaks en los que se vuelve a la calma: la homónima “So what?”, “Set you free” y “Good grief”. Se desmarca de esta estructura precisamente la más cañera y, por momentos, reminiscente a su pasado: “Back of my mind”. Cierran con la que, hasta la fecha, es posiblemente su composición más bella: “Gates of paradise”.

Descubrí a WHILE SHE SLEEPS en 2014, cuando tan solo habían publicado un álbum de rabioso hardcore metálico en el que apenas había hueco para la melodía. Me fascinó Brainwashed, en el que ya se empezaba a apreciar una evolución en su sonido, y con You are we, en el que abrazaban sin ambages la melodía, me cautivaron. So what? es un disco rompedor, sí, pero los de Sheffield siguen fieles a su estilo, algo de agradecer en un momento en el que las grandes bandas de metalcore están perdiendo la cabeza por abrazar el mainstream y conseguir un éxito masivo. No han alcanzado el trono del metalcore: se han independizado y formado su propio gobierno.

Comparte:

COMENTARIOS