WESTHIA – s/t, 2011

Enlaces: MySpace Facebook

WESTHIA es toda una institución en el panorama underground musical asturiano. No me extraña, teniendo en cuenta que llevan en esto casi una década, habiendo editado dos demos y recorrido su comunidad autónoma de extremo a extremo. Eso sin contar el paso de sus músicos por grupos como LYING, STILLBIRTH, ASTHMA, INSANITY o HYSTERIA. Un currículo individual, y de conjunto, extenso. Sin duda. Vamos, que no son unos chavales.

De hecho, en este su primer disco, enfocan su haz de luz hacia el heavy metal de corte clásico, aquel de los 80’s que siempre nos ha enamorado a algunos. Con retazos o guiños al thrash metal en algunos cortes, relacionando de alguna forma esos matices que, también, tenían algunos de los grupos pasados de sus componentes (no solo pienso en ASTHMA). Hablo del inicial Pandora o No Puedes Decidir, tema este último muy bien estructurado con diferentes cambios de ritmo.

Cambios que también se pueden percibir en el final La Celda, donde Roberto nos muestra una más que interesante labor vocal (signo de identidad en todo el disco), y es que el ex vocalista de LYING realiza un trabajo con mucha más fuerza que en el último cd de la, también, banda asturiana, ahora afincada en Madrid.

En esta ocasión presenta una doble personalidad, en la que muestra sus registros utilizados en discos como Memorias del Ayer y Las Puertas del Dolor, combinándolos con tonos más graves. Excelente mixtura de carga melódica y oscuridad, que otorga a este álbum debut un plus de altura. Si a lo cual sumamos un más que adecuado trabajo a las seis cuerdas y una contundencia favorable de la base rítmica, pueden salir de aquí cortes como el extenso Siervos del Mal, con ese aire 80’s que puede recordar a los mismísimos MURO.

Ese deje de aquella década no queda ahí, sino que se puede igualmente paladear en Es La Hora o Nadie Lo Sabe, donde las guitarras de Víctor y Diego nos muestran unos riffs muy interesantes, dejando sentir unos coros contundentes más que en un segundo plano.

No me puedo olvidar de temas como Destronado o La Muerte Acecha, los cuales no son los únicos recuperados de su segunda maqueta, y donde –en esta última canción- uno percibe fuertes deja-vu a la música de los granadinos AZRAEL.

Editado por el sello El Subko Producciones, el disco lleva varios meses en la calle (nov 2011), habiendo sido grabado y mezclado por Julio Cernuda en los estudios Pin-Güi de su ciudad natal: Avilés.

Esto, sin duda, es Heavy Metal clásico ajeno a cualquier tipo de bogas y de novedades, con un trabajo individual óptimo que redunda en un producto final  -a nivel de conjunto- relevante, bastante relevante. No obstante, se mueve en un terreno muy señalado por otras muchas formaciones y, quizás, ahí resida la dificultad para sobresalir.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS