WAYFARER (USA) – World’s blood, 2018

Enlaces: Facebook

Desde el oeste de Estados Unidos nos llega una nueva obra de black metal de corte atmosférico. Aunque queda algo lejos de Colorado, es indudable la fuerte influencia que ha estado teniendo el black metal de las Cascadas en el actual sonido de muchas bandas del país durante los últimos años.

En el caso de WAYFARER, sobre quienes hablamos hoy, no sé si la influencia es real, pero si me dijeran que provienen de la Cordillera de las Cascadas me lo creería. Este nuevo trabajo de los de Denver (y ya van tres además de una demo) ha sido titulado World’s blood y aunque de la edición se ha encargado Profound Lore Records a nosotros nos lo ha hecho llegar Earsplit Records, fruto, supongo, de algún trato de distribución o trade. Sea como fuere, este World’s blood es una delicia; como no podía ser de otra manera, hacen alarde de un black atmosférico como en otras partes del mundo no se consigue.

La profundidad y el poder de esas atmósferas combinadas con el trinar de los tremolo pickings de rigor resulta en la clásica unión que encandila a propios y a extraños, sin que todo se vea reducido a eso precisamente. WAYFARER experimenta y se atreve a flirtear con elementos dignos del doom o incluso el post black metal, elevando más si cabe el atractivo de las composiciones, así como la variedad de las mismas. La inclusión de estos recursos ha resultado crucial para las transiciones que proponen entre riffs, logrando absorber totalmente al oyente dentro de las densas y nebulosas atmósferas.

Buen juego de cuerdas, dosificando los pasajes de guitarras acústicas o limpias con las partes predominantes de distorsión. Me gusta mucho también la voz, sonando a veces agónica pero sin llegar a lo depresivo, favoreciendo mucho el papel de esos ambientes que de manera tan fina han sabido crear. Me han recordado en muchos aspectos a bandas como AUÐN, WINDFAERER o VALLENDUSK, aunque con menos melodía que alguna de estas y, cosa que me ha gustado mucho también, despuntando en cuanto a personalidad, sonando en algunas ocasiones a la típica música del viejo Oeste americano, haciendo honor y mención a su procedencia.

Sin duda alguna, un disco que no debería de escapar a los fetichistas del black metal atmosférico y que muy probablemente provoque el aplauso de la crítica en más de una ocasión.

Comparte:

COMENTARIOS