VORACIOUS SCOURGE (USA) – In death, 2020

Enlaces:

Se acerca el fin de este año tan fatídico y posiblemente haya encontrado de pleno rebote el disco rompe-pescuezos que me vaya a acompañar de aquí a unos meses. Uno anda trasteando por youtube, viendo videos de aquí y de allá, y en estas que se encuentra con un directo de SUFFOCATION del año 2007 en el Metal Heads Mission Festival. Me lo flipo siempre con la base rítmica de los neoyorquinos y especialmente con la etapa de Mike Smith, que en mi opinión es uno de los mejores baterías de death metal de todos los tiempos junto con Pete «Commando» Sandoval (TERRORIZER, ex-MORBID ANGEL) y Flo Mounier (CRYPTOPSY, VLTIMAS…). Inevitablemente una pregunta me asalta. ¿Qué sería del bueno de Mike desde que decidiera desligarse de su banda madre, con la que grabó algunos de los hitos del subgénero? Nada que no pueda solucionar Metal-Archives.com, me digo yo. A los pocos segundos los datos son procesados por mi cerebro. El tío sigue repartiendo mandoblazos ahora en unos tales VORACIOUS SCOURGE y ¡vaya sorpresa!, acaban, como quien dice, de editar su primer larga duración en este pasado mes de agosto a través de un sello tan clásico como los parches de MOTÖRHEAD: me refiero a Massacre Records. No me queda otra que buscar este In death y disfrutar durante cuarenta intensos minutos de un death metal violentamente destructor a la par que técnico.

En una primera valoración se podría caer en el error de tachar a estos VORACIOUS SCOURGE como una nueva versión de SUFFOCATION; sin embargo, si profundizamos algo más encontramos algunas diferencias que hacen de este In death un disco bastante más estimulante que los últimos discos de la ex-banda de nuestro protagonista. Y es que VORACIOUS SCOURGE, sin renunciar a una producción moderna, suenan mucho más clásicos. De hecho me atrevería a decir que serán una auténtica delicia para todos los amantes del old school death metal de corte americano. Menuda manera de repartir estopa con el primer tema, “Heaven´s scorched”, vaya par de talentosos guitarristas esta dupla formada por Jason McIntyre y Billy Richard. Los tíos se saben todos los golpes de efecto necesarios para que cualquier fan del death metal caiga arrodillado sin remisión. Saben darle a la propuesta de este quinteto ese toque clásico, profundo y malvado, sin perder de vista en ningún momento al público más joven, ese que gusta de un sonido más gordo y moderno.

Si bien de primeras los guitarristas se hacen con nuestra atención, la profunda voz nos recuerda a alguien. De hecho ese rugido lo has escuchado recientemente. Vaya, el cantante resulta ser Aad Kloosterwaard, que no es otro que el nuevo vocalista de los SINISTER. Menudo doblete se ha marcado el tío este año. La cosa ya va cuadrando. Tenemos a un galáctico de la batería, a una pareja de guitarristas que se han chapado todos los discos de SUFFOCATION, CANCER e IMMOLATION y un vocalista de esos que suelen salir de vez en cuando de los Países Bajos, más bruto que un arado. Claro, faltaría saber quién se esconde tras el bajo, porque esa manera de tocar que nos remite al death técnico de manual, véase el segundo corte “Defleshed messiah”, tiene que ser de alguien notable dentro del gremio. El amigo Tony Choy figura en los créditos. El amigo Tony Choy ha sido el bajista de los discos más memorables de PESTILENCE, ATHEIST y CYNIC. Con el amigo Tony Choy anduve de birras allá por el 2009 en algún sitio de Portugal por donde el lago Ermal; con él, con Paulo Jr de SEPULTURA y con Stef Brooks de TEXTURES; bueno, quizás os cuente esa historia algún otro día… Lo que queda claro es que estamos ante una superbanda en toda regla. El disco cuenta además con un buen puñado de colaboraciones. No las voy a desgranar todas, pero sí me parece reseñable nombrar las de los guitarristas James Murphy (ex OBITUARY, ex DEATH, ex TESTAMENT, ex CANCER…) y Andy LaRocque (KING DIAMOND), quienes nos deleitan con unos excelentes solos en el cuarto tema, “Voracious scourge”.

La mayor parte de los temas van a degüello y nos muestran a una banda tremendamente segura y competente en una suerte de ataque a dos bandas, desde un lado a unos MORBID ANGEL y al otro PESTILENCE. La amalgama de sangre y vísceras que se amontona en el centro de la batalla serían estos VORACIOUS SCOURGE que se han cascado un disco realmente sublime. Se permiten además el lujo de ofrecer un par de temas algo más relajados y melódicos de una tremenda calidad. Un disco que se presta a saborearlo una y otra vez para descubrir detalles de cada uno de los instrumentos. A veces todo es cuestión de hacerse la pregunta apropiada en el momento apropiado. Estaba seguro que un disco donde anduviera metido Mike Smith no me iba a defraudar. Directo al top ten.

Comparte: