VLTIMAS (INT) – Something wicked marches in, 2019

Enlaces: Facebook

Ya hace un tiempo que Something wicked marches in salió a la venta, y viendo las buenas críticas que se ha llevado, pues oye, las expectativas eran bastante altas. Algo jodido, la verdad, porque es un arma de doble filo como pocas.

En esta ocasión uno de los primeros miedos, a la par que una de las (en teoría) garantías de calidad, es la formación de dicha banda. Por un lado tenemos al conocido David Vincent al bajo y las voces, quien tiene el honor de haber formado parte de algunos de los discos más históricos y memorables del death metal junto a MORBID ANGEL, así como a una de las cagadas más infumables dentro del estilo con la misma banda. Después tenemos a Flo Mounier, probablemente uno de los mejores baterías de metal extremo en todo el mundo (todos los que lo hemos visto en directo lo sabemos) y a su vez miembro fundador de los canadienses CRYPTOPSY. Y finalmente a la guitarra encontramos a la figura de Rune Erikssen, también conocido como Blasphemer en los (para un servidor) excelsos AURA NOIR. Como podéis ver, por nombres, experiencia acumulada y talento atesorado no será, pero, ¿se quedará todo en agua de borrajas como otras tantas bandas plagadas de “estrellas” del metal?

Bueno, la respuesta es un no con bastantes peros. VLTIMAS… por cierto, qué puta manía tienen algunas bandas de cambiar la “u” por una “v”… Perdón. Como iba diciendo, VLTIMAS no es mala banda, los temas que componen su primer larga duración son de lo más correcto. Gozan de una técnica envidiable y están perfectamente estructurados.

Por un lado tenemos partes lentas y aplastantes con un doble bombo atronador y quirúrgico pasando por otras partes homónimas adornadas con evocadores arpegios y cierto toque melódico bastante acertado. Por supuesto encontraremos partes rápidas aderezadas con blast beats y medios tiempos de corte clásico. Los parones y cambios de tempo son una constante y reflejan las tablas de este trío como músicos. Además, salvo alguna excepción, los temas no se hacen pesados, si bien es verdad que este disco no está exento de algún que otro altibajo.

Hasta ahora todo parece de color rosa y pinta de maravilla, no lo niego, pero el tema es que no creo que sean temas destacables o al menos no por encima de otras bandas de estilo parecido y que no se han llevado tantos elogios. Y es que el tener un nombre y tocar en una banda puntera tiene mucho peso en este mundillo, quizás demasiado en ocasiones. Por ejemplo, esta gente no ha editado ni una puñetera maqueta, single o EP; sencillamente han parido nueve temas y ya les ha caído un contrato con un sello de la talla de Season of Mist. Imagino que esto se podría debatir y que seréis muchos los que penséis que esta gente ya se ha ganado su estancia en el Olimpo con los logros conseguidos en sus otras bandas. En fin; para mí, que soy quien hace la reseña, eso no es así, y aquí hay que estar siempre demostrando que te dejas los cuernos en hacer el mejor trabajo posible te llames Antonio o te llames David Vincent.

En fin, no es un mal disco, tiene calidad y si os va el death metal con algún toque medio blacker (ligero, eso sí) pues seguramente os guste, pero tampoco me ha parecido que sea para tanto.

Comparte:

COMENTARIOS