VITAM ET MORTEM (COL) – Sinfonía para el funeral de un ángel, 2017

Enlaces: Facebook

Extensos son los planos que albergan todas y cada una de las manifestaciones de metal extremo en forma de death metal, con lo que no es de extrañar que algunos no tengamos tiempo físico para conocerlas todas, por más que a uno le gustase hacerlo.

En esta ocasión, desde el séptimo país más grande de América llega VITAM ET MORTEM, una auténtica sorpresa para un servidor, ya que ni tan siquiera había leído el nombre de la banda. Indagando sobre estos colombianos de manera previa a la escucha de su último trabajo he descubierto cosas muy de mi agrado. Practicando en sus primeras obras un death muy bestia y primitivo con elementos folclóricos, muy en la línea de IMPVREZA (aunque no tan sofisticados, he de decir) VITAM ET MORTEM ha ido evolucionando hacia sonidos más sencillos, dejando un poquito menos de protagonismo a lo folclórico y dando más importancia a las melodías metálicas, pero siempre elaborando más las composiciones, a pesar de esa nueva sencillez que les aporta equilibrio.

Aunque la claridad en la producción no es el punto fuerte de estos tipos, el quitar algo de importancia a lo folclórico con respecto a sus anteriores obras creo que les ha venido bien para ganar un poquito más de definición en su sonido, sonando algo menos borrosos. Aun con todo y con eso, la voz me sigue sonando un poquito turbia, pero vamos, que no es algo que manche las buenas maneras que tienen a la hora de practicar su música. Como bien decía hace unas líneas, su death metal es brutal, sin llegar a ser brutal death metal y con algunos “flashazos” de black, recordando un poco a VITAL REMAINS, VADER o a sus compatriotas MASACRE y NO RAZA en las partes más brutas, pero recordando a otras bandas cuando ponen la melodía y el folclore de por medio. Sí es cierto que en esta obra son más melódicos que en Death metal 666 e Historias de tiranía (las dos que he tenido oportunidad de escuchar) pero no los llegaría a tildar del todo de melódicos, recordando a una extraña mezcla de las dos eras de HYPOCRISY, si estos hubieran incluido folk en sus composiciones.

Me gusta que hayan dado importancia a las voces limpias. Tanto como líneas principales de voz como en coros le dan una variedad y un contraste muy atractivos al disco, siendo la dicción del frontman bastante buena, cantando todos los cortes en castellano y expeliendo bien las palabras sobre la métrica. Poco más que añadir sobre este trabajo, con lo que me gustaría añadir que en próximas obras suban un peldaño de calidad en cuanto a producción se refiere; ganarán muchísimo.

Comparte:

COMENTARIOS