VICTIMARIO (ARG) – Within, 2020

Enlaces:

Portada del álbum "Within" de Victimario.Cuando uno se adentra en terrenos habitualmente tan puristas en lo musical como el death metal (o cualquier variante del metal extremo, realmente) resulta fácil aburrirse tras escuchar las tres o cuatro primeras canciones de un álbum. Ya sea por unas tendencias excesivamente conservadoras en lo musical o por una acusada falta de inventiva, estos géneros pueden acabar fácilmente cayendo en un tedio irreparable. Frente a este peligro, además de ser capaces de expandir las fronteras de su estilo, los músicos deben saber renunciar cuando convenga a etiquetas que pueden acabar convirtiéndose en pesadas cadenas para su creatividad. En el caso que nos ocupa, los argentinos VICTIMARIO han logrado reunir una colección de diez temas, completados con tres interludios, en los que la principal virtud que brilla por encima del resto es su variedad, permitiéndonos disfrutar de su obra de principio a fin.

Puede que siempre incida en este aspecto como algo crucial a la hora de valorar un disco, pero ciertamente me parece un punto de vital importancia: las canciones pueden estar magistralmente compuestas, y la producción puede ser espectacular, pero es imperativo que el álbum sea capaz de mantenernos interesados a lo largo de todo el recorrido. Within, pese a algunas pegas menores que desgranaré a continuación, logra triunfar en ese sentido. Su estilo de death metal bebe de influencias variadas dentro de todo del espectro del género. Más específicamente, podrían identificarse dos corrientes en las que VICTIMARIO parece inspirarse: por un lado, el death estadounidense noventero, con claros elementos prestados del thrash; por otro, el amplio abanico del death/black metal, con una cierta vena melódica debidamente incorporada.

Se pueden apreciar elementos de ambas vertientes a lo largo de todo el álbum. Respecto a la relacionada con el death estadounidense de raigambre thrash, temas como «Eleven«, que abre el disco tras la intro, o «Paraphilia«, con sus tremolo profundamente reminiscentes de CANNIBAL CORPSE, son perfectos ejemplos de cómo VICTIMARIO recoge el testigo de este género. Por otro lado, en la parte cercana al death/black, que se hace más presente en la segunda mitad del álbum, «Abhorrent impulse of perversion» me parece un ejemplo especialmente llamativo, destacable además por el gran trabajo melódico que tiene detrás. El resultado de esta mezcla acaba convergiendo en un estilo a caballo entre el sonido clásico del género y las corrientes más modernas, lo cual le confiere a la música una buena sensación de atemporalidad. Se podría comparar, hasta cierto punto, con el tipo de sonido que intentan conseguir (a veces con más éxito y otras con menos) bandas como DEICIDE, POSSESSED o IMMOLATION en sus discos de la última década.

Al tratarse de un lanzamiento independiente, la producción es inevitablemente más modesta, pero eso no es algo que juegue necesariamente en contra del álbum, ya que se nota detrás un buen trabajo que permite distinguir claramente a todos los instrumentos. Quizá la batería suena algo apagada, lo que puede llegar a enmascarar el interesante juego de platos que se puede apreciar, por ejemplo, en el segundo interludio del álbum (debidamente titulado «Interlude«). En cambio, el bajo está perfectamente ajustado, y aporta a todos los riffs el nivel perfecto de contundencia que requieren. A nivel interpretativo, se nota especialmente la dedicación a dar variedad al apartado vocal. Sin ser algo memorable, sí que se pueden notar diferentes registros en varias canciones, incluso con pig squeals muy puntuales pero bien ejecutados.

Es indiscutible que VICTIMARIO sabe lo que se hace, y su death metal variado en cuanto a inspiraciones pero conciso y directo resulta tremendamente efectivo. La principal pega que le pondría es, probablemente, una falta de atrevimiento, patente sobre todo al notar en más de uno de los temas cierta intención experimental que nunca acaba de despegar. Esto, unido a que la portada del álbum no resulta especialmente llamativa, puede que haga pasar «Within» por alto a más de un oyente casual. Sin embargo, la calidad está ahí, y muy probablemente VICTIMARIO sea capaz de llevarla al siguiente nivel en un futuro cercano.

Comparte: