VHÄLDEMAR (ESP) – Entrevista – 18/04/2022

Enlaces:

Pocas bandas pueden decir que cumplen veinte años en el mejor momento de su carrera. Es el caso de los barakaldeses VHÄLDEMAR, que el próximo 29 de abril lo celebrarán a lo grande y jugando en casa, en la nueva sala Luxua del BEC, con un concierto con un repertorio especial que abarcará toda su discografía e invitados. Todo ello se grabará, tanto en CD como en DVD, aunque la banda todavía desconoce cómo se publicará. De esto y de mucho más hablamos con el cantante y fundador de la banda, Carlos Escudero, en una extensa entrevista en la que también hay tiempo para repasar los altos y sus bajos de estos veinte años.

Subterráneo Webzine: El 29 de abril celebráis vuestro vigésimo aniversario. Es un concierto que llevabais tiempo queriendo hacer, ¿no? Aunque empezasteis a finales de los 90, lo habéis tenido que aplazar por la pandemia.

Carlos Escudero: Sí, antes de publicar el primer disco ya llevábamos un par de años juntos y ya habíamos pensado hace un tiempo celebrar una especie de vigésimo aniversario de la banda. Ahora, casualidad, justo ha coincidido con los veinte años de la publicación del primer disco, Fight to the end. Debido a la pandemia todo se fue retrasando y como no pudimos hacer nada de lo que teníamos pensado, publicamos nuestro último disco, Straight to hell, hace año y algo, tuvimos que hacer un bolo en Bilbao con sillas y mascarillas y cuando ya íbamos a hacer un concierto en condiciones con LEIZE en el Kafe Antzokia se tuvo que suspender por el mismo asunto en enero… Ahora que parece que estamos saliendo a la luz, se ha dado la oportunidad de poder hacer un concierto en casa, después de estar tocando por mil sitios, y que encima sea especial. Y no solo porque sea a doscientos metros de mi casa (risas), sino porque era una idea que nos agradaba desde hace tiempo.

Vamos a grabarlo tanto en audio como en vídeo. Luego no sabemos si se publicará el concierto entero o tres, cinco o veinte canciones. Pero queremos que sea un concierto especial, tocando temas que no hemos tocado nunca, otras que llevan varios años fuera del repertorio, vendrán también artistas invitados, amigos nuestros, músicos que han pasado por la banda, colaboradores de siempre. Todos los conciertos son especiales, pero queremos que este, por el hecho de tocar aquí, sea una celebración, algo inolvidable para todo el que quiera venir. Al fin y al cabo, es el vigésimo aniversario de VHÄLDEMAR y lo queremos celebrar con todos ellos.

Subterráneo Webzine: Eso es lo que te quería preguntar. El hecho de que el concierto sea en el BEC, ¿por qué es? ¿Queríais que fuera en Barakaldo? ¿O porque grabar un directo implica una logística que no tienen otras salas?

Carlos Escudero: Ha surgido porque se va a abrir un espacio nuevo para hacer conciertos y vamos a ser los inauguradores. No es que estemos hartos, pero parece que siempre hay que tocar en Bilbao. Y ahora se nos da esta oportunidad, porque somos de Barakaldo y nos hace ilusión tocar aquí. Al final, desde que cerró la Rockstar no hay ningún recinto parecido y la última vez que tocamos aquí fue en fiestas de hace no sé cuántos años. Además, el BEC tiene una comunicación maravillosa, el metro está cerca, y en ese sentido da igual tocar aquí que en Bilbao, así que esperemos que toda la gente de los alrededores se acerque porque va a estar muy guapo.

También es verdad que después de suspender el concierto en enero que he comentado antes queríamos hacer algo, pero dejándolo para más adelante, porque a la gente ya le iba a sonar cansino porque parece que siempre se suspende. Y cuando nos surgió esto dijimos «vamos a hacerlo ya», y ya nos hemos lanzado con todo. Y también vamos a contar con LEIZE, aunque en un principio se anunció que íbamos a tocar solos. Porque siempre gusta que haya una banda antes para que se caliente un poco el asunto. Son una gente de puta madre, hemos estado de gira con ellos. Iban a venir a ver el concierto y les dijimos «pues ya que venís, tocáis» (risas).

Subterráneo Webzine: Vamos, que la banda que os tenía que acompañar era LEIZE sí o sí

Carlos Escudero: Sí, no le dijimos a nadie más. Si no viniesen ellos seguramente íbamos a tocar solos.

Subterráneo Webzine: La pandemia os ha trastocado todos los planes. El disco salió en octubre de 2020, cuando parecía que todo se iba a acabar, el 2021 casi que cuenta como año en blanco… Y los primeros conciertos de 2022 se aplazan por ómicron. Aún así, ya lleváis unas semanas de gira. ¿Cómo ha sido volver a los escenarios?

Carlos Escudero: Podría haber sido más espaciado y ahora se nos ha acumulado todo. Pero es lo que dices tú. En febrero del 2020 ya teníamos prácticamente grabado el disco, solo faltaban cosillas. Y como cuando llegó el susto este, nadie sabía qué iba a pasar dijimos «seguimos para adelante» y sacamos el single. Luego la cosa se estiró un poco más y sacamos el videoclip y anunciamos la gira, que algo así se organiza con tiempo porque hay que preparar todo. Pensábamos «a ver si para cuando salga el disco en octubre cambia un poco la cosa». Y resulta que no cambió (risas).

Muchas bandas que conocemos atrasaron un poco todo, las grabaciones, las ediciones, las giras… Y nosotros, como dijimos que seguíamos para adelante nos acabó pasando todo por encima. Tan solo pudimos hacer un par de bolos cuando la cosa parecía que iba a peor, con sillas y mascarillas. Que yo era totalmente contario a hacerlo, pero como somos una banda democrática lo votamos y tuve que aceptar. El año pasado hicimos alguna cosa cuando parecía que la cosa levantaba y se empezó de nuevo con las restricciones. En noviembre o diciembre tocamos en Donosti ya sin restricciones de aforo y fue una liberación, hicimos un par de conciertos más y luego vino ómicron y suspendimos varios conciertos que teníamos señalados.

Ahora que vemos el fin de todo esto hemos empezado una gira con LEIZE y un montón de conciertos aparte. Llevamos una racha buena y de aquí a verano tenemos una veintena de conciertos que son la gira que creíamos que este disco se merecía. Una presentación para que todo el mundo pudiera disfrutar de ello y no se quedase olvidado.

Subterráneo Webzine: No es un disco que se merezca ser olvidado.

Carlos Escudero: Y no somos una banda que saque discos así porque sí, porque cada uno lleva un trabajo enorme. Creemos una vez más que es el mejor que hemos hecho nunca y tiene que estar en el mercado. Si la pandemia hubiese durado tres años, hubiéramos esperado igualmente. Eso no quiere decir que no estemos preparando cosas nuevas, pero no grabamos discos como churros. Creemos que la lógica de una banda es darlo todo, crear una serie de canciones y llevarlas al directo para que la gente las pueda saborear durante un tiempo porque así lo merece. No vamos a ser una banda de esas que saca disco cada año o dos por ley, y más aún cuando el trabajo lo merece.

Subterráneo Webzine: Ya me lo has dejado caer, pero… ¿Qué ha cambiado respecto a lo que teníais pensado allá por 2019 al principio para celebrar el vigésimo aniversario?

Carlos Escudero: No ha cambiado mucho. Siempre habíamos querido hacer algo, porque con el quince aniversario también hicimos alguna cosilla. Pero sobre todo los periodistas, cuando entrevistabais a la banda nos decíais «¿Para cuándo un directo?» y nos entraba el gusanillo porque nunca se nos había dado la ocasión de hacer algo. Hace años se nos ocurrió hacer un disco en directo, pero a lo antiguo, sin DVD ni nada. Grabar un CD para que la gente escuchase cómo sonamos en directo. Y nuestra principal idea era esa, decir «Oye, vamos a hacer algo en directo que esté guapo».

Con los discos anteriores hemos empezado la gira aquí en casa, porque te ven tus amigos, conocidos, los fans de aquí… Y estás más motivado. Y añadir invitados siempre gusta, pero es algo que hemos hecho siempre, con cantantes y otras bandas que conocemos. Siempre gusta tener relación con buenos músicos y buenos amigos, y encima es algo especial para el que va a ver el concierto, porque ve que es algo más improvisado y no como pasa con otras bandas que son calcamonías.

Pero vamos, que con esto del vigésimo aniversario ya tenemos bastante cerrados los colaboradores, aunque todavía están saliendo cosas y los grupos de WhatsApp están que arden (risas). Como ya te he comentado, estará algún músico antiguo de la banda, tocaremos algún tema con el invitado que grabó el disco, como es el caso de Rubén (Miranda) que cantó «Howling at the moon«, Roma de EVIL SEEDS seguramente cantará algún tema, Dan Hoyos de RISE TO FALL grabó un solo y tocaremos esa canción («Fear«) con él. Va a ser un concierto extenso, porque queremos que abarque todo el repertorio que tenemos ahora. Aunque sea nuestro vigésimo aniversario no queremos que la gente se olvide del último disco y tocar también algún tema que no tocábamos de hace años o alguno que no hemos tocado nunca. Un revoltijo de ideas y de cosas que intentaremos que la mayoría se lleven a cabo. Pero va a ser un concierto especial seguro, porque vendrán nuestras familias, nuestros vecinos, amigos que no nos ven desde hace mil años. Esperemos que no se lo pierda nadie, porque además hemos puesto un precio «ridículo» para que la gente no se eche para atrás en estos tiempos que corren… Que es lo que valen dos cervezas prácticamente (risas). Y hay un aforo muy grande, no creo que haya problema con las entradas.

Subterráneo Webzine: Vamos, que queréis que sea un repertorio especial. Normalmente los discos en directo suelen grabarse porque es un concierto especial, o para plasmar un momento particular de una banda. Vosotros tiráis por el camino de el medio.

Carlos Escudero: Eso es. Como le pasa a la mayoría de bandas, cuando vas sacando discos tienes que quitar ciertos temas para meter los nuevos. De este último disco estamos tocando siete u ocho temas, y con el anterior hicimos prácticamente lo mismo. Aunque toquemos más tiempo de lo normal, seguramente quitemos alguno para dejar sitio a otros. Queremos que sea una especie de «grandes éxitos» de nuestra carrera y hacer un recorrido a todos nuestros discos, tocando temas que los representen.

Subterráneo Webzine: Pedro (J. Monge, guitarrista) es productor. Me has comentado antes de grabar que Raúl (Serrano, bajista) es técnico de sonido. En la banda tenéis a dos personas que me imagino que llevarán lo del sonido de este directo a rajatabla.

Carlos Escudero: Tanto Raúl como Pedro están supervisando todo este tema para que no dé problemas. Ya te digo que no sé cómo se editará, pero queremos que sea algo en condiciones no como antiguamente grababan ciertas bandas, que iban a lo loco y a saber cómo salía el tema. Vamos a mirarlo desde el primer momento, con pruebas y todo el rollo. Se están organizando muy bien. Además, Raúl también nos ha aconsejado un técnico que, si nos lo ha recomendado, es porque es superior a él (risas). No queremos que falle nada en cuanto al sonido y viendo a los personajes de los que estoy rodeado (risas)… La verdad es que tengo unos buenos guardaespaldas.

En cuanto al tema del sonido estamos muy bien cubiertos hoy por hoy, la banda tiene unos músicos increíbles y que encima trabajan en este ámbito. Tienen un conocimiento que, por suerte nos viene bien. Igual que cuando grabamos los discos, que tener a alguien como Pedro es increíble como suelo decir yo. No solo porque es un guitarrista supremo y un compositor genial, porque esos pocos pueden decirlo porque él tiene «la inspiración». Cuando grabas los primeros discos todo suena muy fresco y bonito, pero cuando pasan los años… Hay bandas que, por muy buenos músicos que sean y tengan todas las posibilidades para grabar y sonar bien, hay un momento en el que lo único que les respalda son las canciones.

Soy muy fan de IRON MAIDEN y siempre me meto con ellos, que me perdonen, pero… ¿Cuántos años llevan sin sacar un disco como los que todos conocemos? Joder, yo me cojo la discografía y hasta los años noventa no me sobra prácticamente ninguna canción. A partir de ahí prácticamente me quedo con una canción y me sobra lo demás (risas). Pero no es que suenen mal ni estén mal producidos ni nada de eso. Pero lo que es la inspiración, la esencia de cada canción… Está claro que AC/DC no va a sacar otro «Highway to hell» nunca más. Pero no sé, podrían sacar alguna canción que digas «me suena a AC/DC, pero me suena super fresco y creo que es una de las mejores canciones que han hecho». ¿Por qué no? ¿Aunque tengan setenta años no se pueden sentar un día y que les salga un riff super guapo? Les perdono porque han hecho cien mil canciones buenísimas e igual nosotros cuando tengamos su edad también somos unos desgraciados (risas). Pero hay que tener esa inspiración, que es importante.

Y Pedro, además de todo lo que te he dicho, es un productor muy profesional. Esto es como si tienes un hermano que es albañil y tienes las paredes de casa torcidas, es como para matarte. Esto es lo mismo. El que se queje de VHÄLDEMAR por algo que no sea por las grabaciones, por su sonido o por sus discos. Que se quejen del cantante, porque no te gusta su voz o porque te cae mal (risas), pero no porque sonemos fatal.

Subterráneo Webzine: Te lo iba a preguntar después, pero ya que sacas el tema. La sensación que me da es que ahora mismo estáis mejor que nunca…

Carlos Escudero: ¡Gracias!

Subterráneo Webzine: No sé si habéis encontrado ya vuestro sonido. Los primeros discos están muy bien y son testimonio de una época en la que había muchas bandas de power metal. Pero, hoy en día, hacer heavy metal clásico y que a la vez suene moderno es complicado. ¿Crees que con esta formación habéis dado con la tecla?

Carlos Escudero: Sí. Sin querer criticar a nadie, porque estamos encantados con todos los que han pasado por el grupo, ahora tenemos una formación muy compacta, de muy buenos músicos y que están siempre dispuestos a colaborar en todo. Eso se nota. Y principalmente hay muy buen rollo, que eso es importantísimo. Porque muchas veces estás muy bien con alguien durante un tiempo y luego, por lo que sea, hay diferencias y tiras y aflojas con ciertos temas. Los cinco que estamos ahora nos llevamos de puta madre y para viajar y estar dando vueltas por ahí hay que llevarse bien siempre, porque no somos como los ROLLING STONES que no se hablan y cada uno va en un avión (risas). Eso con nosotros no podría ser nunca.

Y sobre todo que, después de todos estos años, parece que por fin nos hemos ganado un pequeño respeto. Que todavía parece que somos una banda nueva y ya llevamos veintidós años. Eso de llamarnos nuevos no sé yo (risas). Con nuestros discos y nuestras giras llevábamos muchos años sembrando y con la repercusión que han tenido nuestros últimos trabajos, aunque no está bien que lo diga, el buen hacer de tantos años tiene que dar sus frutos. Aunque la pandemia nos haya jodido un poco e igual nos haya impedido llegar a un punto más alto, nosotros seguimos a lo nuestro e iremos a muerte hasta el último día de la banda. Seguimos con la misma ilusión del primer día. Igual en algunos viajes refunfuñamos un poco, pero cuando salimos al escenario es como si fuese nuestro último concierto.

Mira, el otro día estuvimos en Alicante y algunos fans que vinieron de otros lados nos dijeron que nos habían visto varias veces. Y a uno le comenté: «Hoy vas a ver el mejor concierto de tu vida». El tío me dijo «Buah, no te pases» y al acabar vino y me dio la razón. Al final pensamos que el que paga la entrada tiene que acordarse de ese concierto. Y yo también. El día que salga de alguna actuación y diga que ha sido malo me pensaré seriamente abandonar la banda. Hasta ahora no se ha dado el caso, aunque alguna vez haya habido factores que no dependen de nosotros, pero sé que algún día llegará. Yo no puedo preocuparme de si hay mucho público o no, si tocamos una hora o dos o si somos la quinta o la sexta banda. Tengo que salir y hacer mi concierto porque me quiero ir con el recuerdo de ese día de que ha sido un conciertón.

Igual las grandes bandas que tocan en estadios de ochenta países y no saben ni dónde están dicen «éste estaba enfermo y hoy hemos cumplido». Yo sé exactamente donde estoy y que la gente que está allí ha venido a ver al grupo y que hay fans que han estado esperando muchos días para ver al grupo. Y por eso tiene que ser igual de especial para ellos que para nosotros porque hay gente ahí apoyándonos. Hasta el final tiene que ser así.

Subterráneo Webzine: Tenéis fans en Canadá, en Australia, en Brasil… Hace no mucho habéis tocado en Japón y, sin ir más lejos, en esta gira tocaréis en Países Bajos o en Francia. Pocas bandas, tanto en Euskadi como a nivel estatal, han conseguido trascender a nivel internacional más allá de Latinoamérica. ¿Por qué creéis que lo habéis conseguido?

Carlos Escudero: La música es lo primero que llega a la gente y allí no nos conocen personalmente ni saben si somos majos o qué. Allí llegan las canciones. Y luego el idioma, por supuesto. Lo mismo que aquí es algo que no nos ha ayudado nunca, allí sí. Aquí siempre nos dicen «jo, es que cantáis en inglés» y yo pienso «chico, cuando vienen IRON MAIDEN y AC/DC no te pierdes ni un concierto y ahí te veo ‘wawawa’ sin saber qué estás cantando» (risas). Ha sido una pelea que hemos tenido toda la vida y en este país, no digo que hayamos tenido gente en contra, pero sí que algunos tenían reticencias.

Para mí la música es internacional, sea el idioma que sea, pero personalmente opino que el idioma del heavy metal es el inglés, porque cuando empezamos con esto Pedro y yo escuchábamos a JUDAS PRIEST, a IRON MAIDEN o a HELLOWEEN y todos cantaban en inglés. Pues nosotros también, porque eran nuestro ejemplo a seguir y queríamos ser una banda de heavy metal clásico como todas las que habíamos escuchado, así que no nos lo planteamos en ningún momento.

Sí que es cierto que nuestros primeros discos tuvieron bastante repercusión en Japón, que el primero vendió dos mil unidades en un mes, o en Brasil, que una revista bastante famosa de allí nos eligió como grupo revelación del 2002. Cuando aquello no había tanto internet como ahora y cuando nos llegó la noticia nos dijeron que a ver si íbamos a ir a tocar allí y pensamos: «Sí hombre, ahora vamos, corriendo» (risas). Cuando éramos más jóvenes era mucho más difícil ir allí y tocar. Pero mira, en Japón por ejemplo sí que es verdad que siempre han gustado mucho los guitarristas muy rápidos. Yngwie Malmsteen por ejemplo es como METALLICA en España.

Subterráneo Webzine: Y Marty Friedman es prácticamente una estrella de televisión allí.

Carlos Escudero: Sí, y Jason Becker que tocó con él también. Y Gary Moore. Por eso muchas bandas de rock como SCORPIONS o DEEP PURPLE grabaron también directos en Japón. Es un estilo que aquí se está quedando atrás pero allí siempre va a ser bien recibido. Igual ahí tienen su rollo también, no sé, pero la sensación que me da es que triunfa la música que está bien hecha.

Luego también es verdad que prácticamente toda la vida hemos editado todos nuestros discos allí y no digo que tengamos legiones de fans en todos los países, porque si no hubiéramos ido antes, pero hay mucha gente que nos quería ver. Y hasta que no hubiese una infraestructura un poco seria no se ha podido ir y organizar algo allí. Y luego también hemos podido tocar en festivales en Moscú, en Holanda, el otro día estuvimos por segunda vez en Francia. Tocar a nivel internacional no sé si es más difícil, pero sí que es especial por ejemplo que lleguemos a Japón y que aparezca gente con nuestro primer disco y la camiseta porque llevaban dieciocho años esperando a que tocásemos allí. Y en la puerta sacándose fotos o pidiendo que se lo firmásemos.

Los conciertos en Tokio fueron acojonantes. El primer día vendimos todo lo que llevamos y nos dijeron que sold out. Todo. Vendimos camisetas como nunca lo habíamos hecho por aquí. El segundo día apareció gente con camisetas que no sabíamos de dónde las habían sacado y eran muchos de los que nos habían venido a ver el primer día y habían hecho 300 kilómetros para vernos otra vez. Y Tokio no es como Madrid eh. Igual no están acostumbrados a ver a bandas que en directo son tan cercanas como nosotros con la gente.

Subterráneo Webzine: ¿Fue un shock cultural?

Carlos Escudero: Sí sí. Estaban volcados. Y les hablábamos y se callaban todos porque te escuchan. Aquí uno se va a tomar una cerveza, el otro se pone a dar vueltas… (risas). Eso sí, cuando tocas van a bloque contigo. Es una experiencia que me gustaría repetir, y también en más sitios. Pero es una cosa muy difícil de organizar para que sea algo como dios manda, porque hace años podíamos haberlo hecho. Como algunas bandas que conocemos que nos dicen «hemos tocado en Alemania». Claro, yo también hago un par de llamadas y mando un mail y podemos ir tú y yo también a Alemania a tocar en un bar, que nos ven los veinte del barrio tomándose una caña. Gratis, eso sí, porque si hay que pagar no saben ni quién son. Y ya aquí en España podemos publicarlo en la web: «¡Hemos tocado en Alemania, qué importantes somos!» Y la gente cuando lo lea diga «Joder, qué internacionales son». Lo bonito es, creo yo, ir allí porque ha merecido la pena ir, no porque hemos cogido un avión o un coche y nos hemos plantado allí.

Subterráneo Webzine: Cuando comenzasteis había bandas de power metal por todos los lados.

Carlos Escudero: Sí es verdad que hubo bastante auge. Pero nosotros ya veníamos de antes, eh. Yo nunca he sido un tío de modas, pero a nosotros nos gustaba este género de toda la vida y de repente fue un boom. De repente aparecieron un montón de bandas del estilo y parecía que todos queríamos hacer lo mismo. Pero luego posteriormente ha pasado y yo que también viví la época del grunge y todo eso, porque soy bastante mayorcito, seguía haciendo lo mismo. A todo el mundo le daba por NIRVANA y no sé qué y yo seguía con mis clásicos. Ahora no sé en qué época estaremos, pero seguimos haciendo lo mismo (risas).

Subterráneo Webzine: También tuvisteis un parón de siete años sin publicar disco por motivos discográficos. Imagino que sería también un momento complicado. A lo que voy es, tanto cuando empezasteis, como en ese parón… ¿Pensasteis en algún momento que no ibais a llegar a cumplir veinte años?

Carlos Escudero: Ese parón, realmente… A ver, mucha gente pensó que nos habíamos retirado. Con el primer disco fue todo muy rodado y el sello -la extinta Arise Records– nos exigió grabar muy rápido el segundo y hubo mucha presión. Fueron unos años, que encima nos pillaron un poco jóvenes y todavía compatibilizábamos la banda con nuestros trabajos y nuestras movidas, bastante complicados.

Aunque luego la gente mira cuándo se publicaron los discos y dicen «uno se publicó en 2003 y otro en 2010, siete años». Pero no, porque entre medias está la gira de un disco, la grabación de otro… Sí que es verdad que estuvimos cuatro o cinco años en los que estuvimos parados y dimos muy pocos bolos. Pero coincidió también con que Pedro empezó con su estudio, estuvo currando un montón y nos costaba sacar tiempo para juntarnos. El tercer disco –Metal of the world– lo llegamos a publicar en MySpace, porque teníamos un sello que quería que les pagaríamos para editarlo y dijimos. «Mira, que les den por culo a todos, que nos ha costado un huevo grabarlo» (risas).

Lo grabamos un poco a partes y todavía hoy seguimos haciéndolo. No decimos «nos vamos el mes que viene a grabar el disco». Igual quedamos un día a la semana y vamos al estudio y luego estamos un mes sin ir porque no ha podido nadie. Al final nos tiramos seis u ocho meses grabando el disco. Y ojo, aunque dispongamos de los estudios de Pedro no grabamos cuando queramos eh. Encima es peor, porque muchas veces somos los últimos en la lista porque grabamos cuando él tiene libre. En aquellos tiempos igual aparecía en el estudio a las dos de la mañana, que estaba yo en la cama con mis criaturas que acababan de nacer y me llamaba Pedro: «Oye, que acabo ahora. ¿Te vienes?». Y me plantaba allí y estábamos hasta las seis de la mañana grabando un par de temas y poder seguir avanzando. Fue una época que entre los críos, cambio de sello, de locales de ensayo… Todo se estiró un poco en el tiempo, pero en ningún momento dejamos el grupo como alguno se piensa. Simplemente nos lo tomamos con calma, igual demasiada (risas), pero también disfrutándolo, que es lo que importa y sin esa presión de «venga, hay que hacer, hay que hacer». Hombre, hay que hacer porque se nos pasa la vida a todo el mundo, y ya que te gusta la situación hay que hacer, pero no sé.

Nunca hemos pensado en eso. Al final, que dure lo que tenga que durar y que lleguemos hasta donde tenemos que llegar. Pero siempre con buena cara, aprovechando siempre el momento e intentando mejorar en todo lo que se pueda. Pero nunca esperando a si vamos a ser los más grandes del mundo o si nos echan de algún sitio y nos tenemos que retirar. Lo importante es tener este punto de vista nuestro de hacer las cosas bien, tardando lo que tengamos que tardar, y disfrutamos lo que haya que disfrutar. Lo nuestro siempre ha sido muy natural, y nuestra evolución también. Sin pausa, pero también sin presión, porque ni somos una empresa ni vivimos de ello. Por eso somos tan especiales.

Comparte: