VESSEL OF LIGHT (USA) – Last ride, 2020

Enlaces:

El pasado mes de octubre vio la luz el cuarto trabajo de VESSEL OF LIGHT. Hace un par de años escribí sobre ellos y me parecieron muy interesantes aunque no fueran una banda que practique el estilo que más me atraiga actualmente. Tienen un aroma y un duende que me recuerda a una buena época vívida en los noventa. Siempre va bien recordar un poco el pasado para tener claro el presente. No volveré a hablaros de sus componentes y los seres mágicos con los que los relacioné entonces (tendré que revisar qué le puse al Cola-cao esa tarde) pero sí que puedo refrescaros la memoria al hablar de Dan Lorenzo como guitarra y Nathan Opposition a las voces y su carrera en bandas como HADES o ANCIENT WISDOM respectivamente.

Está claro que son mentes inquietas y que, como todos los músicos y la gente que trabaja en el mundillo, han tenido que buscar maneras de no morir en el intento de perder la magia (vaya, vuelvo a ver dragones). Justo después del estreno de Last ride y como regalo de “cumpleaños póstumo” a Jimi Hendrix, editaron en vinilo con Nomad Eel Records, la discográfica que ha apoyado Last ride, una versión de “Foxy lady” y un tema que podemos escuchar en Last Ride: “Torture king”. He visto que van haciendo lanzamientos de cassette o vinilos últimamente; supongo que será una manera de estar presentes de alguna manera ahora que pocos directos se pueden hacer y así promocionar la música que hacen.

El riff de apertura de “Torture king” me ha recordado a una banda catalana que vi en la desaparecida Sala Monasterio de Barcelona a principios del 2020, FALÇ DE METZINERA, y sobre la que escribí mis últimas palabras acerca de un directo (intentaré no ponerme melancólica y dejar la tristeza para las teclas). “Torture king” es un tema vacilón y pegadizo, es uno de los que más me han llamado la atención (si es que hasta acaba con un arreglo de teclado).

Por lo que he podido leer, este tema empezó a gestarse nada más cerraron el anterior àlbum, Thy serpent lies, y les gustó que sonase pesado sin tener la guitarra en drop (lo reconozco, hace poco entendí el concepto de drop desde el humilde punto de vista de una teclista). Ese riff marcó la línea del trabajo sobre el que estoy escribiendo y definió cómo sería Last ride llegando a crear un sonido más oscuro para esta banda de doom-hard-rockeros. He de confesar que he investigado sobre el significado de las palabras que Nathan Opposition usa en “Torture king” para ver si tenia algún lado demasiado oscuro, y creo que no hay que buscar tres pies al gato ya que, simplemente, siguen la línea de muchos temas de Rob Zombie y allegados respecto a los asesinos en serie y la serie B o mejor dicho Z cinematográfica.

VESSEL OF LIGHT es una banda honesta que no quiere demostrar nada que no sepa hacer y que destila años noventa por todas partes. Lo considero una apuesta muy aceptable, ya que son coherentes con lo que saben hacer y van mejorando con cada trabajo. Aun con las dificultades para ensayar juntos, se nota que son una banda a la antigua usanza (y los entiendo perfectamente), pero han hecho lo que todos los músicos se han visto obligados a hacer: ensayos en diferido, ensayos robados a los confinamientos perimetrales… para conseguir que la música no se pare nunca. Nomad Eel records, la discográfica que los apoya, tiene la misma filosofía y se declara amante de la música de diferentes estilos. Es un sencillo sello de Los Angeles, California, que se merece todo mi respeto, ya que este tipo de pequeñas compañías hacen un gran trabajo editando discos que las grandes ni siquiera tienen en cuenta y hacen que la música independiente siga viva.

Con todo ello, vuelvo a repetir lo que dije la otra vez que escribí sobre VESSEL OF LIGHT. Son una banda totalmente recomendable a aquellas personas que disfruten con ALICE IN CHAINSDANZIG o ROB ZOMBIE, y también lo recomendaría para aquellos que encontremos a faltar la desaparecida (otra más) Sala Rocksound de Barcelona y los bailoteos macarras que nos hemos pegado allí.

Comparte: