VANIR (Den) – Onwards Into Battle, 2012

Enlaces: MySpace Facebook

Con la mitología nórdica y las hazañas de los impetuosos guerreros vikingos como precedentes acogí con sumo agrado el nuevo trabajo de VANIR. Onswards Into Battle (Adelante en la batalla) es el rezo bajo el cual aguardan 13 cortes folk metaleros sedientos de guerra que se presentan con títulos tan suculentos como By The Hammer They Fall, Warriors of Asgard, Sons of the North o la propia homónima. 

El artwork invita a disfrutar de tan delicioso manjar y nos muestra las direcciones que la banda va a tomar a lo largo de casi una hora de viaje por las estepas escandinavas que custodiaba el mismísimo Odín. Tras las primeras escuchas, se me vienen a la cabeza bandas como IN EXTREMO, FINNTROLL o KORPIKLAANI… Por lo que si conoces a estas bandas, ya puedes confeccionar una ligera idea del sonido que cocinan los daneses y  las influencias de las cuales se han alimentado para crear esta máquina de batalla que es VANIR.

Los temas van a seguir una misma dirección dinámica y al principio puede parecer lineal, pero si centráis vuestra atención, rápidamente podréis experimentar una vorágine de melodía, misticismo, ritmo y contundencia a veces, a la par que comprobar que cada tema, a parte de variar en ciertos patrones, encierran una magia propia que les hace diferente de cualquiera de los demás cortes. Temas que esconden trasfondos más valerosos y serios en contraposición a otros que invitan a agarrar la jarra de cerveza mientras bailas en círculos.

Las gaitas y teclados van a acompañarnos durante todo el viaje, haciendo las delicias de los seguidores del estilo y regalándonos pura melodía céltica en grandes dósis. De la misma manera, Onswards Into Battle es un trabajo que se mantiene fiel a la vertiente escogida y nos golpea asiduamente con estribillos coreables y pegadizos de los que dejan huella. 

El bajo y la batería no titubean y cumplen su trabajo tal y como se les pide. Sientan la base rítmica con medios tiempos (incluso con blast beats a veces) y dejan patente su contundencia en introducciones tan apetecibles como Tveskægs Hævn Hlidskjalf Gynger. Muy correctos, sí señor.

Las guitarras asumen su misión y cada nota que suena es por y para la dinámica de la canción. Es decir, comprenden su trabajo y no se exceden en unas labores que llevan a cabo desde melodías en compañía de las gaitas o teclados, riff’s más rockeros como por ejemplo Vinlandsfærd, otros que caminan por senderos más metaleros y otros en los que asumen un papel más protagonista llevando a cabo todo lo nombrado como sucede en la longeva Fimbul.

Las voces cumplen su cometido con una brutalidad propia de los sonidos guturales pero tornándose melodía en esos estribillos de los que antes hablábamos. Chapó.

A fin de cuentas; con este trabajo decidí hacer un compendio general y no una crítica gradual tratando cada corte, ya que todos siguen el mismo patrón dinámico y compositivo pero sabiendo distinguirse una de la otra. Explayan las posibilidades que te ofrece un estilo tan distintivo como el folk metal y el resultado es una música inteligente y apetecible, sin virtuosismos ni demostraciones pueriles.

Un buen manjar de canciones repletas de riff’s rockeros, estribillos pegadizos, dobles pedales y ritmos sostenidos, voces brutas y melodía.. Melodía a raudales. 

Sin duda, una grata recomendación que no dejará indiferente a aquellos seguidores del género.

Buen trabajo este Onsward Into Battle  que nos llega desde Dinamarca de la mano de VANIR.

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS