VANAGLORIA – La dinámica del miedo, 2014

Enlaces: Web Oficial Facebook

vanagloria00

VANAGLORIA es una banda madrileña que presenta ahora su segundo trabajo, La dinámica del miedo, precedido por el álbum de estudio de 2012 Involución, que ya creaba buenas expectativas sobre el trabajo de este cuarteto. Un sonido original mezcla de muchos estilos, basado en un metal reciclado a las vertientes más actuales y que puede moverse desde lo más clásico hasta toques mucho más crudos y agresivos de estilos más contemporáneos. Muchos tintes de death metal y partes atmosféricas con pequeños detalles que aportan a los distintos temas valor añadido, excelentes juegos de voces y composiciones enrevesadas, es un poco el resumen de lo que vamos a encontrar en este disco.  

El disco sale a la venta de la mano del sello Noisehead Records y se compone de trece cortes más un bonus en algo menos de cincuenta minutos, temas rápidos y directos de fácil escucha.  

En todo el disco destacan los riffs de guitarra en cuanto a personalidad y marca específica de cada tema. De hecho buena parte del disco reposa sobre las cuerdas, y la caña que imprimen con las melodías principales, armonías y un sinfín de arreglos.

En cada uno de los cortes hay muchos cambios muy bien conjugados y arreglos de voces con ramalazos electrónicos, así como distintos registros de guturales y detalles como la colaboración femenina en «Cruz de los atormentados» de Neska ‘Rdcore de UNBREATH. El trabajo vocal de Luis Miguel Merino, en general, se ve muy estudiado y muy cuidado en todos sus detalles.

Hay muy buenos solos de guitarra, rozando lo virtuoso tanto por velocidad y precisión como por el feeling impreso en partes más pausadas. La labor de Diego Millán es sobresaliente en todo el trabajo.  Y es que no siempre la velocidad es el secreto del virtuosismo, a veces con un buen bending o tirando de palanca y unas notas bien sostenidas hacia una melodía simple se consigue llegar a lo más profundo del oyente.

La base rítmica que recae sobre Raulicio a la batería e Iván Roca al bajo, es precisa aunque de sonido algo artificial, lo que se entiende que va con el estilo en ese abuso de los triggers en los parches de la batería. Cuestión de gustos. 

De los catorce temas que componen el disco me gustaría destacar los que me han parecido más interesantes por su estructura o por tener algo diferenciador del resto dentro del extenso trabajo, como el propio «La dinámica del miedo«, «Cruz de los atormentados«, «Estampida«, «Madre cáncer» donde se adentran en pasajes más góticos o «Nivel nueve» que sirvió como adelanto hace unos meses del resto del trabajo. Cierran el disco con un solo de bajo muy psicodélico llamado «Umbra» y una versión del tema «Cruz de los atormentados» sin la colaboración femenina como bonus. 

En general se pasean por todas las posibilidades del estilo que practican. El disco es capaz de ofrecer a lo largo de su duración muchos ambientes diferentes, desde el frenetismo hasta la densidad, pasando por lo oscuro de algunos pasajes. La velocidad predomina sin olvidar los medios tiempos. Recomendado para amantes de los sonidos extremos desarrollados dentro de oscuras atmósferas. 

En cuanto a la producción se nota que la banda ha invertido tiempo y han puesto ganas en conseguir un resultado profesional. El sonido es muy compacto y claro, consiguiendo que los matices de todos los instrumentos puedan ser apreciados en las diferentes escuchas del trabajo. Habrá que ver cómo suenan en directo y si son capaces de trasladar los múltiples arreglos al escenario.  

firmapatri

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS