UTOPIAN VISIONS OF EARTH – For those who are gone, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

En los tiempos que corren creo que lo más difícil en esto de la música y en todos los aspectos de la vida es llamar la atención. La capacidad de saber captar el interés del oyente en el espacio de tiempo más breve posible es algo fundamental y algo realmente complicado de conseguir.

Con tan solo un acople y unas pocas notas UTOPIAN VISIONS OF EARTH consiguieron que toda mi atención estuviera puesta en su música, en unos escasos quince segundos.

A partir de ahí se fueron añadiendo un piano, teclados creando un colchón de fondo, samplers, batería y el resto de instrumentos sumándose a la melodía inicial para ir creando un crescendo que acaba abruptamente y nos deja, de nuevo, con la preciosa melodía de piano para dar fin al tema. Y lo más importante de todo, y también lo más difícil, con una intro, un tema instrumental, algo muchas veces usado como un mero recurso fácil para empezar un disco, han conseguido que el disco empiece con una carga emocional intensísima y nos genere ya desde el primer tema querer más de eso que nos ha ofrecido. ¿Por qué será que todos los temas titulados “July” molan tanto?

For those who are gone es el segundo trabajo de la banda gallega UTOPIAN VISIONS OF EARTH, que después de ganar el primer premio en el concurso de maquetas de la Universidad de Vigo, con su primer y homónimo  trabajo, han tardado tres años en editar este segundo opus. Este grupo es el proyecto de Jairo, que se encarga de las guitarras, bajo, música, letras y temas compositivos en general, además de las voces guturales; y Eloy Pascual, que se ocupa de batería y teclados.

También cuentan con la colaboración de otros músicos para las voces limpias y de otros instrumentos como el ya citado piano, guitarras acústicas o flauta. Todos estos elementos dotan al disco de una variedad tanto musical como estilística muy amplia, no solo dentro del metal, sino también con pequeñas incursiones en otros terrenos musicales.

Y es que a pesar de que la base musical del disco está afincada en lo que sería un death metal melódico con ciertos tintes black sinfónico/post black, esta etiqueta se le queda muy corta, ya que ahí tenemos temas como “Closure” que destila una influencia del rock/metal progresivo por todos los poros de su ser. Con ese ritmo de batería sincopado al inicio del tema o los teclados y guitarras de sonoridades tan características del genero. A destacar de este tema la magnífica voz limpia de Javier Vidal, de la cual me he enamorado, que pone un contrapunto perfecto a la voz rasposa y visceral de Jairo.

También podemos encontrar pinceladas de post rock en temas como el ya citado “July” o en las partes instrumentales y más “espaciales” de “PTSD“.

La contrapartida a todos estos temas más metaleros la pone el tema que cierra el disco, “Pending letter“, una bonita canción acústica adornada con una flauta, la voz limpia de Javier Marcos y un leve colchón de teclados de fondo para darle un toque algo etéreo al final.

A pesar de la variedad que hay entre las canciones, hay un hilo conductor que hace que todo el disco suene homogéneo y no sea a una sucesión de temas de diferentes estilos. Y este hilo no es otro que el propio sonido del disco. La intensidad con que está ejecutado y el sentimiento que desprende lo cohesionan de una manera formidable. Todo el compacto desprende una melancolía y sentimientos de tristeza y rabia palpables. Desde las melodías de guitarra, pasando por las incursiones del piano, que siempre aparecen en el momento justo, o la voz de Jairo, que tiene un gutural rasgado y de rabia apenas contenida.

El ejemplo perfecto de este sentimiento es el tema que da título al disco, “A song for those who are gone“, una canción muy intensa y emotiva desde el primer segundo. Con partes acústicas realmente sentidas, que se ven rotas por la voz gutural, y unos riffs hirientes y cargados de una melancolía extrema, unos colchones de teclados perfectos y unas letras que refuerzan aún más estos sentimientos.

Si hay que sacarle algún defecto, solo se me ocurre recriminarle su corta duración, y es que los 25 minutos escasos que dura se  hacen muy muy cortos. Eso sí, también facilita que la segunda escucha sea casi inmediata y no te des cuenta de ella si lo tienes puesto en repeat.

UTOPIAN VISIONS OF EARTH han conseguido crear un disco realmente interesante, intenso y variado. Y, haciendo spoiler, para mi va a ser uno de los disco de este año.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS