UNSILENCE (GBR) – A fire on the sea, 2014

Enlaces: Web Oficial Facebook BandCamp

unsilence00Los británicos UNSILENCE llevan batallando desde 1993 con su grandioso doom metal, y ha sido este A fire on the sea con el que han tocado techo por el momento. Tres demos y dos eps los contemplaban hasta que en 2009 editan su primer álbum, Under a torn sky, aunque si nos ajustamos a la realidad, su debut debió salir en 1997. Se iba a titular Choirs of memory, pero problemas con su sello le impidió ver la luz aún a día de hoy. Por lo tanto, podemos decir que este es uno de esos curiosos casos de grupo rebosante de calidad pero sin un ápice de suerte.

En el doom hay infinidad de vertientes, y a no ser que me haya perdido alguna por el camino, puedo decir que me encantan todas y cada una de ellas. UNSILENCE pertenecen a la parte más heavy del subgénero, no es una banda lenta ni tortuosa, aplican riffs matadores a composiciones que sorprenden de lo simples y a la vez elaboradas que son, con melodías extrañas, más aún teniendo en cuenta que quien da protagonismo a esa melodía es su cantante/guitarrista James Kilmurray, possedor de una envolvente y extraña voz que aún a día de hoy, y tras varias escuchas al álbum no he podido descifrar a quién me recuerda (se agradecería la ayuda en los comentarios). Sin duda, las voces son la parte más atractiva del disco (obviamente, sin desdeñar para nada el trabajo instrumental), con ese deje a GHOST (paso del B.C.) o a las voces limpias de DIMMU BORGIR (gracias Daniel por intentar descifrarlo, pero no es exacto, jejeje…). Esos ecos vocales, esa majestuosidad, se traduce para mí en cierto acercamiento a los grupos escandinavos de folk metal (a ver quien me dice que no recuerdan a ese estilo en canciones como la que da título al disco) que hacen de A fire on the sea una gran experiencia musical, repleta de sentimientos. Vamos, lo que muchos catalogan de epic doom metal.

Así nos encontramos con excepcionales temas como “A thousand seasons”, que posee una parte central que mezcla un ritmo aplastante de puro heavy metal oscuro con la más bella armonía vocal, o delicadas piezas épicas como la inicial “The doorway”, donde incluso me vino a la mente aquel magnífico grupo folk CARVED IN STONE. En la música de UNSILENCE hay un balance entre lo potente, lo heavy, que lo marcan los instrumentos, y la melodía, el sosiego y la armonía que lo aportan las voces, que en ocasiones suena tan delicada (e innegablemente extraña y por momentos perturbante) que parece que estuviese cantando una mujer. Este balance tan bien definido es lo que hace especial a este grupo, que pueden recordar tanto a SAINT VITUS como en ciertos pasajes a MASTODON. Y todo ello sonando como ellos mismos, ahí es nada.

Excepcional disco, de principio a fin, sin fisuras, sólido, con canciones llenas de sentimiento sin dejar de lado el lado más pesado del doom metal. Combinación muy atractiva imperdible para amantes del género. Lo mejor, disfrutarlo dejándose llevar, sin comparaciones, así lo hice yo en las últimas dos escuchas y es de esta forma como de paladea mejor. Esperemos tan sólo que la mala suerte que hasta el momento han tenido cambie. Discazo.

miguelfirma

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS