UNREAL OVERFLOWS – Latent, 2018

Enlaces: Facebook

Llevo bastantes años afirmando sinceramente que UNREAL OVERFLOWS es uno de los mejores grupos de España. Me parece muy evidente. Y si no digo que es uno de los mejores grupos del mundo es simplemente porque su producción musical es hasta el momento escasa, pese a llevar bastantes años en activo. Latent es sólo su tercer lanzamiento en larga duración a pesar de haberse formado la banda a principios de siglo, lanzado seis años después de su anterior referencia que a su vez apareció seis años después que su debut. Este ritmo no favorece a la visibilización del grupo, a lo que habría que sumar sus escasas apariciones en directo y el hecho de que, simplemente, su estilo nunca ha tenido proyección comercial.

En este último intervalo UNREAL OVERFLOWS ha quedado reconfigurado como proyecto de estudio con sólo dos personas al cargo, Zoilo Unreal y Diego Bea. Esto podría verse como una suerte de “purificación” del proyecto, que toma así un carácter mucho más personal y que a su vez emparenta la trayectoria de UNREAL OVERFLOWS con las de algunos de los grupos con los que resulta inevitable compararlos.

¿De qué comparaciones estamos hablando? Para quienes aún no lo sepan, UNREAL OVERFLOWS es un proyecto de death metal progresivo con mucho en común con algunos de los nombres clásicos asociados a los principios de este estilo, como son DEATH, CYNIC o ATHEIST. El dúo gallego recoge gran parte de la intencionalidad de estas referencias y otras afines trayéndolas al death metal técnico contemporáneo en un proceso de actualización que se revela tan necesario e inevitable como natural. Esta actualización se completa con una sensibilidad melódica muy europea que hace que al escuchar Latent nos acordemos de gente como Dan Swanö tanto como de Chuck Schuldiner, a la vez que la herencia del metal progresivo moderno abre la veda de la experimentación rítmica, como ya sucedió en False welfare y ahora en Latent encontramos en un estado de asimilación y refinamiento mucho mayor.

Así pues Latent se presenta como una colección de temas cortos maduros y homogéneos que parecen haber sido compuestos como consecuencia de algún experimento técnico o teórico. Este rasgo resulta tremendamente llamativo y espero que no se me malinterprete: soy consciente de que solemos hacer este tipo de comentarios en alusión a grupos que pecan de “exhibicionistas”, pero en el caso de UNREAL OVERFLOWS da más bien la sensación de que lo que hacen es buscar lo que los conceptos y recursos poco habituales tienen de significado puramente musical. Esto supone una riqueza en el lenguaje musical que afecta tanto a los ritmos como a las melodías, que se constituyen en frases que se perciben como unidades de resolución siempre imprevisible. De esta forma nos veremos obligados a prestar atención incluso a aquello que no están tocando. Es un efecto ciertamente difícil de describir, pero al final lo que se consigue es que Latent se escuche como una sucesión de ideas con un sentido de la lógica muy especial que da al disco un aura de racionalidad y de reflexión muy marcada y muy alejada de la agresividad que solemos considerar connatural al death metal.

Este puede ser muy probablemente el mayor impedimento para que muchas personas disfruten plenamente de la música del grupo. Quizá estamos demasiado acostumbrados a satisfacciones instantáneas como para dedicar el tiempo suficiente a un grupo tan cerebral y a un disco que sin duda invita más a pensar que a mover el cuello.

Más allá de eso Latent no es otra cosa que una demostración (y ya van tres) de que UNREAL OVERFLOWS es un grupo de los que te joden todos los estándares y todos los listones y hacen que te preguntes si realmente sirve de algo comparar. Hace seis años, cuando salió False welfare, dije que necesitábamos más música como esta. Hoy reitero lo dicho: necesitamos más grupos como UNREAL OVERFLOWS. Quizá dentro de seis años vuelva a decir lo mismo. Ojalá sea antes.

Comparte:

COMENTARIOS