UNHOLY BLACK FEST – Madrid – 01/04/15

Enlaces:

Miércoles 1 de abril, Semana Santa y concierto en la polémica sala We rock que tanto gusta a algunos y tanto asquea a otros.

Unholy Black Fest era el nombre bajo el que se presentaban dos bandas extranjeras: CHRIST AGONY y WITCHMASTER, junto con otras dos bandas de la capital madrileña: TÖTENWOLF SLUPS.

Estos últimos, SLUPS, fueron los encargados de estrenar las tablas. Hace poco tuve la ocasión de realizar la crónica de otro concierto suyo para esta web, veremos qué aspectos han cambiado y hacia dónde se dirigen.

Sin duda alguna, a destacar por encima de cualquier otro detalle estuvo la calidad de sonido que el técnico otorgó a esta banda. Una textura y ecualización muy acordes con su estilo, dando ese soniquete tan scoop que caracteriza al metal extremo de los 90.

Interpretaron temas de sus dos demos y algunos nuevos, aunque siguen dando a demostrar ante todo que son death metal old school, estos chavales se han puesto la marca y parece que no tienen intención de salir de ella.

Hubo buena compenetración entre los guitarristas y un gran espectáculo a los guturales con resaltable presencia. La batería se percibía claramente en la mezcla y se mantuvo al pie del cañón todo el concierto.

Algo que falló fue el desplazamiento a segundo plano del bajista, al que se le veía poco inmerso en la actuación y excluido de ella, quizá porque su cable jack era muy corto… aunque se le podría haber integrado de mejor modo, probablemente el afán de protagonismo de los demás integrantes jugó una mala pasada.

El público estuvo entregado con ellos al 100% durante todo el concierto. Fueron brillantes y deberían proponerse no rebajar ese nivel de directo para sus próximas fechas en las que van a salir fuera de la capital a repartir cera.

Personalmente opino que esta banda debería haber sacado material hace bastante, ya que tienen nuevos temas de sobra para hacerlo pero parece que les gusta más andar de escenario en escenario. Pronto les hará falta este, veremos qué nos traen.

Slups01

Turno de TÖTENWOLFy de una propuesta algo más novedosa de lo habitual pero sin perder esas viejas raíces del metal que tanto nos gustan. 

La estética del grupo visualmente podría ser gótica aunque el estilo no es exactamente lo mismo, pero sí compaginaba correctamente, sonando a una mezcla de punk con toques doom englobando un general estilo raw.

Muy buena temática en sus canciones y una gran actuación con sus dos cantantes, me gustaron especialmente los gritos de su nueva vocalista secundaria y lo bien que encajaba en la formación.

Durante la actuación se respiró también un ligero aire a doom, aunque se me hizo algo corta fue bastante grata, a destacar la guitarrista también; se volcó mucho en el directo y literalmente lo niqueló.

Tötenwolf02

Supuse que esto solo había sido el aperitivo pues era el turno de WITCHMASTER, que en la prueba de sonido me dejaron bastante sorprendido, sobre todo el batería, que mostraba facilidad para manejar tempos altos con técnicas como el blast-beat.

La escénica tenía muy buena pinta, un alambre de espino separaba al grupo del público dando un aspecto impactante.

Empezaron muy muy fuertes y potentes, pero por algún motivo se me empezó a desmoronar la actuación. No se entendía absolutamente nada, la guitarra era una pelota de graves sin definición alguna. Sinceramente, no me enteré de qué tocaron en todo el directo, de absolutamente nada…

Entre tan mal sonido se escuchaban los gritos del vocalista que dejaban bastante que desear. Fue pésimo este directo, salí muy descontento…

Witchmaster00

Última banda de la noche, CHRIST AGONY. Nada menos que 25 años como formación cumplían estos señores, todo un logro. Tocando desde hace tanto y estando tan curtidos solo cabía esperar un concierto desmesuradamente bueno.

Creo que después de todas las bandas anteriores ya iba muy cansado y con pocas ganas. En cuanto empezaron a tocar acabaron con las pocas fuerzas que me quedaban para ver el directo, me arrastraron hacía abajo totalmente.

Muy pesados y tediosos, dando la sensación de que tocaban la misma canción una y otra vez. Desde luego no solo era yo, el ambiente estaba ya muy decaído y el público permanecía quieto, visiblemente abochornado y aburrido.

Tuve que tomar asiento, e intentar terminar la actuación. Su estilo era claramente death metal clásico con alguna pincelada oscura, con un continuo y lento doble bombo que se mantuvo irascible durante más de una hora. Si cambió de ritmo ni me dí cuenta.

No pude terminar la actuación, decidí salir a dos canciones del final.

Definitivamente no era su día, porque una banda no aguanta durante 25 años haciendo directos tan pésimos, supongo…

Christagony00

Claramente me quedo antes con las dos bandas locales que con estos veteranos que, aunque no llevan toda la vida tocando, transmiten la energía y pasión que tanto les falta a estos últimos.

firmaruben

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *