UNANIMATED (SWE) – Annihilation, 2018

Enlaces: Facebook

Si tuviéramos que destacar alguna de las épocas doradas que ha vivido Suecia dentro del metal extremo, una de ellas sin duda sería la de principios y mediados de los noventa, en la que el black/death (o death/black, lo que queráis) de corte melódico eclosionó en un torbellino de bandas que asentaron las bases de un estilo que ha ido evolucionando con el paso de los años y, además, inspirando a un innumerable número de bandas de las que disfrutamos a día de hoy.

Además de esto, alguna de esas bandas sigue a día de hoy defendiendo esos sonidos primigenios en el estilo e incluso adaptándose a los tiempos que corren, ya sea con una producción más actual o incluso añadiendo elementos y recursos de metal extremo más moderno. De entre los ya míticos DISSECTION, VINTERLAND, SACRAMENTUM, DAWN o CARDINAL SIN, por nombrar unos pocos, siguen al pie del cañón el quinteto bautizado como UNANIMATED. Formados ya en el ocaso de los 80 y cuya actividad cesó en 1996, volvieron once años después. Pasaron entonces dos años más hasta que retomaran su actividad discográfica con su LP de 2009 titulado In the light of darkness. Pues bien, otros nueve añitos ha tardado UNANIMATED en volver a mover ficha, esta vez en forma de EP, al que han titulado Annihilation y que ha sido editado por Century Media Records.

Siguen en su línea los de Estocolmo, oscuros, viscerales y tirando más para el death clásico que para el black, quizá un poco más todavía que en otras ocasiones en estos cuatro cortes que nos presentan.

En lo que a producción se refiere, ya dieron un paso adelante, adaptándose a los sonidos contemporáneos sin perder un ápice de autenticidad. Pues en Annihilation siguen la misma senda: buena producción, natural, sin sonidos artificiales y con muy buena compensación en los niveles.

Sonido aparte y como decía antes, la música tiene sus cimientos bien asentados en el death metal clásico de la escuela sueca, pero no dejan de lado los ramalazos black metaleros que tan bien integrados están y que le quedan genial al conjunto, aportando ese punto extra clave de oscuridad, haciendo que las partes death suenen a su vez también más oscuras cuando enlazan con ellas.

También siguen apostando por incluir partes de guitarra limpias, esos típicos pasajes acústicos tan habituales en la escena sueca de black/death melódico. Las voces se mueven en registros medios y agudos, imprimiendo esa rabia visceral más propia del death pero que casa a la perfección con el conjunto. Muchos ‘tupa-tupas’ cañeros y bailongos, algunos blast beats y, en definitiva, ritmos de los que no pueden faltar en una obra de estas características.

Me ha gustado mucho este Annihilation, pero me ha dejado con muchas ganas de más. Espero que no haya que esperar otros nueve años para el LP.

Comparte:

COMENTARIOS