UERBEROS (POL) – Stand over your grave, 2020

Enlaces:

La maquinaria extrema polaca sigue en la brecha, añadiendo cada cierto tiempo nuevas promesas a la boyante escena death metal europea. El caso de estos UERBEROS es el típico de aquellas bandas que no desean perder demasiado el tiempo a la hora de apuntarse al carro de las corrientes más populares del género. Antes de este Stand over your grave, la banda solamente había editado un disco, que fue el que hizo interesarme por esta segunda placa. Nada de splits, demos, EPs o cualquier otro formato que marcara unos precedentes. El único que podríamos mentar es el de la banda INSET que parece ser el germen de UERBEROS. Padre e hijo, Darek y Bartek Kaczorowski, bajista y guitarrista respectivamente, son los líderes de este combo que tiene las cosas realmente claras. Otro asunto es que su propuesta vaya a calar hondo en un panorama ciertamente saturado de sonoridades similares.

Cuando escuché por primera vez el anterior trabajo de la banda, Tormented by faith, la verdad es que me parecieron muy interesantes, una banda que se quedaba a medio camino entre el death metal típico del este de Europa junto con unas premisas técnicas algo más de la escuela americana que hacían vislumbrar una evolución hacia estos derroteros. Sonaban frescos, salvajes y sin tanta pompa. Para este segundo trabajo la banda da un cambio bastante radical. No tanto en el estilo que practican, que sigue siendo ese death metal cimentado hace décadas por VADER, primeros BEHEMOTH, HATE o algo incluso de la maldad de unos BELPHEGOR, sino en la manera en la que nos presentan el producto. Una placa sin fisuras en la producción, equiparable a la de las bandas ya consagradas antes mencionadas, por lo que en este aspecto se ve que la banda ha apostado fuerte. Grabado en los Rob Sonic Records con Robert Wrozyna tras los controles realizando un trabajo realmente pulcro y competente.

El empeño puesto por UERBEROS en dotar a Stand over your grave de un sonido actual, potente y aniquilador choca de frente con una propuesta que no parece aportar realmente nada novedoso. De esta forma, lo que con su primer disco parecía una banda interesante, ahora se confirma que es una más en la viña del señor. Se les ha subido la presión y han pensado que lo mejor era no perder el tiempo y asemejarse lo más posible y cuanto antes a sus ídolos en estética, concepto y sonido. Mala cosa cuando uno no milita en una banda de rock clásico, donde se puede llegar a aceptar la copia de la copia como algo estimulante. En estilos mucho menos generalistas, como es el caso del death metal, jugársela a ser los nuevos VADER puede ser tu éxito o tu perdición, y eso solamente el tiempo nos lo desvelará.

Stand over your grave juega en una liga difícil y demasiado trillada ya. A lo largo de casi cuarenta minutos se suceden temas demasiado similares entre sí con muy pocos golpes de efecto. El disco sigue unos patrones tan encorsetados que te verás haciendo air drum a un ritmo tan milimétrico que a los treinta y ocho minutos tendrás los tibiales clamando por una visita al fisioterapeuta más cercano. Una interpretación perfecta, lo que dice mucho sobre estos músicos, pero ¿es suficiente solamente con una pericia técnica digna de halago? Las guitarras van a toda pastilla con ese sonido a serrucho oxidado que siempre hace que se te suba la sangre a la cabeza, las vocales son las típicas de bandas que surgen del lodazal deathmetalero pero que no dudan en meter la cabeza por entre las cortinas del universo blacker, y el batería hace un uso algo desmedido de blast beats, aunque este Kamil Scibik me sigue pareciendo un auténtico portento físico y principal atracción para escuchar la música de UERBEROS.

Comparte: