TRAVESÍA – El inventor de noches, 2015

Enlaces: Web Oficial Facebook

travesia01De todos es sabido que el formato habitual en los grupos de rock es el de cuarteto, quinteto, incluso trío, pero difícil es encontrar proyectos que apuesten por el formato dúo. Pocas son las bandas que funcionan de esta manera, la mayoría de ellas suscribiéndose únicamente a la música en estudio, no llevando al directo ésta por el plus de dificultad que supone.

Bien, TRAVESÍA es una de ellas, con dos pequeños -pero importantes- matices: actúan en directo y apuestan, además, por el formato acústico. Diego Prieto (bajo y armónica) y Omar García (voz y guitarras de 6 y 12 cuerdas) son los autores de una carrera discográfica que envida por el rock, blues, rock & blues, rythm & blues…, en definitiva: todos esos subgéneros que surgen al combinar dos palabras mágicas, como lo son dos estilos nodriza de los cuales han nacido infinidad de ramificaciones musicales.

He de decir que quien espere movimiento y caña no busque en El inventor de noches (2015). Canciones de toda índole pero con un concepto moderado, con especial protagonismo de las guitarras, armónica y voz, es lo que prevalece (en general) en un trabajo de corte intimista, despojado de elementos superfluos e innecesarios. Un desnudo casi integral del arte de estos dos músicos, apoyado por una producción limpia y cristalina, por la cual ya apostaran desde su segundo trabajo (Ten cuidado ahí fuera, 2012), en contraposición a ese sonido más sucio de su primera obra (Aún quedan viajes por hacer, 2011) donde, además, el formato acústico se combinaba con el eléctrico.

Formato éste –el eléctrico- que, posteriormente, han intentado evitar, no sin alguna excepción (pienso en “Lavapiés Blues”, de No tengo tiempo para esto, 2013), pero del que se han desvinculado casi plenamente a partir de su segundo EP. En este sentido, El inventor de noches es su disco más intransigente y militante.

Y aunque me disguste personalmente (siempre amé la guitarra eléctrica en el blues, con pequeñas excepciones de grandes clásicos), la verdad es que desligarse de esa mezcla de sonoridades apostando por algo más descarnado y cercano, les ha valido para conseguir una consistencia formal y una personalidad muy marcadas. Más aún en este nuevo trabajo.

Porque El inventor de noches gustará o no, pero tiene una naturaleza y genio personales.. Cinco temas que abordan el blues desde una perspectiva desvestida y desabrigada, entre los que destaca “No habrá límites”, con la colaboración de Joe Ángel López (TH3 REASONS) a las voces, el más hardrockero “Melodías del Imserso” y la balada “Con el pie cambiado”, con esas líneas vocales que recuerdan distantemente a REVOLVER, como ya pasara en temas anteriores como “Corazón de rock `n`roll”.

Incluso podemos encontrar referencias sureñas  en “Mientras siga latiendo”, como ya ocurría en “Si lo tuvimos a mano” (a ello ayudan mucho las seis cuerdas y armónica). O innovación (algo difícil dentro de los parámetros en los que se mueve TRAVESÍA): “El inventor de noches”, tema que da nombre al EP, es la muestra de ello. Si JOHN MAYALL apostaba por la inclusión del violín de Don Harris en USA Union en 1970, TRAVESÍA innova no incluyendo un instrumento no habitual del blues, sino fusionando éste con otros géneros. En un tema perfectamente estructurado en tres bloques, en el último de ellos apuesta por el folk y un progresivo que me recuerda especialmente a JETHRO TULL (vital la colaboración de José Carlos Molina a la flauta travesera para entender la similitud con el grupo de Ian Anderson, incluso con ÑU), asimismo recordándome ligeramente a YES. Escuchando este corte uno advierte que las influencias del rock de los 70’s en estos dos músicos es evidente.

 A su vez, “El inventor de noches” es el paradigma de todos los aciertos del disco. Léase: notable labor de las seis y doce cuerdas, interesante trabajo de la armónica y, por último, la versatilidad  de la sobresaliente voz de Omar, la cual me agrada especialmente en los tonos altos. Si, en este sentido, en temas antiguos de hace cuatro años como “Cuando dejes de brillar” mostraba un levísimo margen de mejora, es ahora cuando logra su plenitud, al menos en esos tonos.

Ya digo antes: prefiero otro tipo de sonoridades dentro del blues, me quedo con el más “imperfecto” Aún quedan viajes por hacer, pero lo que es evidente es que el dúo sabe hacer buena música, y que El inventor de noches es su disco de mayor calidad, si lo analizamos desde una perspectiva lo más objetiva posible.

Mientras sigan sorprendiéndonos con canciones como la que da título al EP, aquí tendrán un seguidor. Escucha interesante para seguidores del blues. ¡Ah! ¡Su discografía está disponible en su web oficial! Otro punto a favor para interesarnos por ellos.

firmatopo

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS