TIME LOST (ESP) – VII stages of grief and loss, 2018

Enlaces: Facebook BandCamp

Si bien TIME LOST es una formación que ha pasado desapercibida para la gran mayoría de los aficionados al metal progresivo, lo cierto es que llevan a sus espaldas más de quince años de trabajo. Ese bagaje se percibe en el sonido que ofrecen en VII stages of grief and loss. Este disco gira en torno a las siete fases del duelo descritas por la psicóloga Elisabeth Kübler-Ross: “Shock“, “Denial“, “Rage“, “Bargaining“, “Depression“, “Testing” y “Acceptance“.

El planteamiento es realmente interesante, ya que se ha hablado mucho de las etapas del duelo, pero pretender materializar las mismas en cortes de un disco es un paso más allá realmente valiente. Como fruto de este experimento podemos disfrutar de siete cortes llenos de sentimientos a los que acompaña una excelente ejecución instrumental muy del estilo de DREAM THEATER, PAIN OF SALVATION, AYREON o EARTHSIDE o de los últmos trabajos de OPETH o STEVEN WILSON.

Como ya se ha señalado, una de las principales virtudes del disco es que el sonido es compacto, sin que ninguno de los cortes pueda ser considerado de paso, aunque pueden destacar “Denial“, “Depression” o “Testing” por su contundencia y riqueza musical. Podría decirse que alguno de los sentimientos que ponen título a los temas no siempre se compadecen del sonido conseguido, pero bien es cierto que en la manera de asumir el duelo no se pueden establecer compartimentos estancos, sino que entramos en el campo de los matices.

La voz de Miki Martínez sabe expresar pena, dolor y rabia cuando es necesario, siendo perfecta a los efectos que pretende TIME LOST en este proyecto, complementándose perfectamente con los teclados y coros de Alba González. La guitarra de Sergio Merino puede ser uno de los elementos más destacados del sonido de TIME LOST. Por su parte, Axel Forreiter al bajo y Emilio Remesal a la batería compactan perfectamente entre sí, lo cual es básico para hacer un buen disco de metal progresivo.

La grabación está perfectamente equilibrada gracias al trabajo de José Fernández y Ricardo Estrada en los IAD Studio y la masterización de Ian Richardson.

Antes de acabar, merece la pena alabar la intención de que este disco no se quede en lo estrictamente musical y se complemente con una historia escrita por Noemí Aguilar Hidalga que explica cómo se llega a estas siete fases y qué siente la protagonista durante cada una de ellas. Se puede encontrar en siguiente enlace.

VII stages of grief and loss es un trabajo muy elaborado, sin fisuras en sus letras ni en sus composiciones, que es algo más que un muy buen disco de metal progresivo.

Comparte:

COMENTARIOS