THIRTEEN BLED PROMISES (ESP) – Foundation, 2021

Enlaces:

Desde hace años en España se lleva moviendo bastante la escena deathcore y la enconada hacia las vertientes más técnicas del death metal. Uno de los nombres destacados de esta corriente sin duda alguna son los madrileños THIRTEEN BLED PROMISES de los cuales si bien reconozco que nunca he prestado demasiada atención a su discografía, sí que me los he topado dos veces en directo y en ambas ocasiones recuerdo haber vivido una experiencia realmente enérgica a la par que envolvente. Un poco siguiendo los pasos de gigantes como WORMED, con quienes comparten técnica, y también pasión por la ciencia ficción, THIRTEEN BLED PROMISES van engordando currículum poco a poco pero con firmeza y convicción en lo que hacen.

En este nuevo EP de cuatro temas y limitado a 300 copias la banda sigue desarrollando su particular visión del death metal demostrando calidad a raudales. Aun no siendo un apasionado de esta corriente excesivamente técnica, al menos juega en favor que conservan esa mala baba del viejo death metal del que sí soy devoto. Cualquier asiduo a estos sonidos podrá disfrutar plenamente de todo tipo de golpes de efecto que se suelen dar en el deathcore, donde como ya sabrán nuestros lectores un poco el cénit en cada nuevo lanzamiento radica en inventar el breakdown más poderoso. Por aquí encontraremos unos cuantos.

El primer corte de largo título e intricados juegos de palabras nos presenta a unos THIRTEEN BLED PROMISES surcando el cosmos a lomos de una especie de black metal sinfónico que contrasta con las podridas vocales de Turri. Realmente me ha sorprendido este corte por la lograda atmósfera, oscura y opresiva que han conseguido sin renunciar a la velocidad, y al intrincado trabajo de guitarras que caracteriza a esta banda. Con «Hell froze» ya la cosa se encamina por terrenos más death metal, con esa cuota de brutalidad asegurada. La banda sigue contándonos dramas y desventuras de un planeta, el nuestro, abocado a la destrucción total y ríete tú de la pandemia y de las actuales turbulencias geopolíticas.

El látigo atroz de Johny, el mismo tío que aporrea timbales en AVERSIO HUMANITATIS, mantiene a raya una «Intergorelactic» que vuelve un poco por los fueros del primer tema aunque con un tono algo más descabellado. Siguen tirando paladas de ceniza encima de la ciencia ficción clásica sin importarles demasiado si a ti te importa algo de todo esto de lo que nos hablan y siempre quedará la duda de si su rollo va medio en serio o medio en broma, adornando la intriga con dialogantes guitarras que lo dejan a uno en un estado de cierta incredulidad, sorprendido y maravillado al observar lo que estas criaturas pueden hacer con sus instrumentos ¿acaso pueda que no sean de este planeta?…

El cuarto y último corte con el que completan este EP de apenas veinte minutos es “A humanless war”. Más movidas que darían para horas y horas de sesudo análisis en Cuarto Milenio, más tralla y más breakdowns con los que apalizar a la pobre gente que se arremoline incauta con la intención de montar un circle pit en alguno de sus incendiarios shows ¿o deberíamos inventarnos una nueva atracción festivalera que por ejemplo se llamase “black hole”?…podría hacerse una zanja en medio del pit y al ritmo pesaroso y brutal de uno de esos breakdowns, las almas cándidas irían dejándose caer como extraterrestres zombies a los que hayan previamente inoculado grafeno en vena ¿Cómo lo veis?.

 

Comparte: