THIRDSPHERE (PRT) – Ice, 2014

thirdsphere03El caso de estos portugueses es un hecho bastante interesante en cuanto a evolución en todos los sentidos. Formados en 2007, solo un año después graban una demo de unos pocos temas llamada This is a thirdsphere, con la que se empiezan a mover en el circuito underground de su país. No es hasta 2010 cuando publican su primer EP, de nombre Fire, editado físicamente en 2011, y es en ese momento cuando se dan a conocer más ampliamente en Portugal y el resto de Europa.

Aquel EP de cuatro cortes más una intro se movía entre el melodic death metal y el metalcore, siendo un buen debut a nivel discográfico, pero con carencias. La mayor de ellas se reflejaba en unas voces limpias con margen de progreso (apostaban por la combinación de éstas con otras guturales) y una producción un tanto mejorable.

Esto se subsana y se corrige en Ice, publicado en diciembre de 2013 y que nos llega a los medios europeos en 2014. El grupo sigue apostando por la combinación de los dos tipos de voces pero, esta vez, la mejora en la ejecución de las limpias es evidente. A ello ayuda una mejor producción, que disimula las faltas que tenía el EP anterior.

Ice se trata de otro EP, y es que parece que THIRDSPHERE es partidario de seguir publicando este tipo de trabajos antes de editar un primer largo. Me gusta. Además, aparte de la mejora a nivel musical y de sonido, hay una evolución formal del melodic death metal / metalcore de su trabajo anterior a un metalcore (diría incluso de corte épico, solo hay que escuchar “Worthless prayer” y “United by blood”), desarrollado con elementos deathcore y death (“Colossus”), sin perder las raíces melodeath. Incluso algunas estructuras tienen que ver con el metal melódico, como en “Await the day”.

Ese crecimiento formal y estilístico engorda la propuesta de unos THIRDSPHERE que refuerzan una carrera comenzada hace siete años, y que se sigue nutriendo de trabajos con pocas canciones que, lo que consiguen, es que sus cd’s se pasen en un suspiro y hagan pasar un buen rato al oyente. Al menos al amante de su filosofía, o filosofías, musicales. Aún les queda, pero van por el buen camino…

firmatopo

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS