THEM (int) – Return to Hemmersmoor, 2020

Enlaces:

Portada del álbum Return to Hemmersmoor de ThemYa no es Halloween pero me veo en la obligación de traer este álbum por tres razones: la banda me hace bastante tilín, estaría feo por mi parte no traerlo cuando reseñé el anterior y lo más importante: ¡nunca digo no a una buena historia de terror! Sí, señoras y señores, como habrán supuesto ya solamente por el nombre de la banda, THEM es una banda que recoge el testigo de KING DIAMOND en todos los aspectos posibles. Lo que significa que tenemos álbum conceptual terrorífico al canto y la culminación de la historia que comenzó en su primer disco Sweet Hollow. La historia termina por lo tanto como una trilogía, aunque ya sabéis como son estas cosas. Siempre hay secuelas, reboots y remakes si hace falta para seguir explotando una historia. Esperemos que THEM sepan crear sagas nuevas igual de buenas o en su defecto seguir explotando esta historia correctamente en un futuro. Visto lo visto, creo que serán capaces sin demasiado esfuerzo. Están hechos para esto, sin duda alguna.

También creo que esta vez THEM se ha tomado más en serio que nunca el factor ambiental y narrativo de la historia a través de su música en esta secuela. Esto es lógico viniendo de una banda de su estilo y no me parece malo en absoluto. Ya han demostrado que los temas que van a piñón se les dan de lujo, y hasta cierto punto es algo que necesitaban dejar un poco de lado. No digo que no exploten bien todo lo demás, pero sí digo que cuando tiraban de ese factor casi siempre era a través de los medios tiempos, y es ahí cuando se quedaban cortos o cansinos en el peor de los casos.

Tal vez sea por ese motivo que en un principio no terminara de convencerme del todo este álbum, pero tras innumerable escuchas he podido apreciar, degustar y ver cómo han mejorado sobresalientemente en ese aspecto. En definitiva: me han hecho darme cuenta de lo importante que es apreciar un buen ritmo narrativo, lo obsesionados que estamos con la inmediatez y lo mas importante: apreciar las cosas en una época en la que el frenético ritmo de vida nos obliga a consumir de manera compulsiva, perdiéndonos cosas en el camino en pos de la satisfacción fugaz y artificial.

También creo que es justo decir a estas alturas que su sonido es bastante personal aunque siempre se hará notar la sombra del rey diamante; es un hecho del que no creo que quieran escapar tampoco. Al cantante Troy Norr, por ejemplo, lo veo más personal que nunca explotando aún mas si cabe sus registros. Incluso lo noto  más comedido al usar los falsetes y agudos tan característicos. De hecho, solo los usa para potenciar partes o sensaciones como buen cuentacuentos, sin forzarlos en ningún momento. Si hay un instrumento que me gustaría destacar especialmente en esta ocasión es el teclado. Dejando de lado de que siempre ha sido un instrumento importante en su sonido, aquí tiene un peso bastante hipnótico y mágico. Aporta una gran continuidad entre canción y canción o en el mismo desarrollo de las mismas, como se ve en temas como “The thin veil” o el medio tiempo “Free”.

A todo esto, cada vez me parece más evidente y gracioso que por mucho que THEM quieran y disfruten haciendo suyo el sonido de nuestro querido y mencionado rey diamante, las pseudoinfluencias thrashers se les escapan hasta sin querer, demostrando de esa manera que las militancia de algunos integrantes en bandas como SEPTAGON, DEMOLITION HAMMERCOLDSTEEL pesa sin que se les ponga la cara roja de vergüenza. No es una crítica negativa; más bien es un halago y aceptación que, como buen thrasher que soy, doy a otros thrasers de pura cepa. Esto no es algo que me sorprenda a estas alturas, ya que siempre se ha visto en su sonido, aunque he de reconocer que me han abierto la boca de asombro en “Hellhounds: The harbingers of death”, ya que estamos hablando del que podría ser su primer tema puramente thrash. Hará que incluso se formen pogos en sus conciertos, algo que no se si están acostumbrados a presenciar de forma habitual. De similar aunque no igual forma, me ha sorprendido “Battle blood”. Más que nada por sus sutiles influencias power hímnicas de grupos como POWERWOLF u ORDEN OGAN. Se podrían abrir una veda interesante a través de esta canción en su sonido. Como fan reconozco que esto último no me entusiasma, pero ellos son los que toman la última palabra en este asunto (si es que acierto).

Ya van tres discos y en los tres han demostrado que saben jugar sus cartas. Además, se ha visto una evolución acorde y nacida a raíz del sonido de otra banda para enmarcar. Personalmente no puedo estar más contento como fan que lleva siguiéndolos desde su primer disco. En cuanto a heavy metal clásico es de los discos que más he disfrutado este año y lo único que lamento personalmente es no haberlo traído antes a Subterráneo Webzine.

Comparte: