THE WIDOWBIRDS (AUS) – Black into the blue, 2015

Enlaces: Web Oficial Facebook

thewidowbirds02Los australianos THE WIDOWBIRDS parece que han puesto en marcha la maquina creativa y van por faena en la producción de disco. Si a mediados del año pasado nos presentaron  su segundo trabajo llamado Heart’s needle, en este 2015 sacan al mercado su tercer disco, que lleva por título Black into the blue. Un disco en el cual, aún manteniéndose en la línea del rock a caballo entre los sesenta y setenta con toques psicodélicos, han bajado un poco las revoluciones de su anterior trabajo, haciendo unas  canciones por lo general más lentas. Dicha bajada de revoluciones no sólo la encontramos entre discos, sino que también se hace visible dentro del propio trabajo yendo de más a menos.

Black into the blue consta de 10 cortes con una duración de 37 minutos. De nuevo temas cortos que con dificultad llegan a los 4 minutos, pero que sin duda saben sacarle un buen partido. Se encargan de abrir el disco “The rain has come” y “Born”, cortes que  junto a “Where the lights born low” sean seguramente los que nos traigan a la mente Heart’s needle, y nos hagan mover instintivamente la cabeza. Es en el cuarto corte “Black into the blue” donde acabaremos de confirmar otra de las diferencias con su anterior trabajo, y esta es la incorporación de teclados muy purplelianos en sus composiciones. Una presencia, la de los teclados, cuyo protagonismo va haciéndose más notable  a medida que avanza el disco y que en los temas “Making it up as we go along” y “Sweet trouble” tiene sus momentos de gloria. Sin duda la incorporación de Robbie Wolf en la formación habrá tenido algo que ver en ello. Una formación que de paso sea dicho, ha sufrido cambios tanto en la batería como en el bajo; pasando a ocupar dichos puestos Shane O’Neill y Bobby Poulton respectivamente. Se mantiene Tony Kevsic a la guitarra y Simmon Meli a las voces.

El disco coge de nuevo algo de velocidad con “Words you throw”, un tema corto que no llega a los tres minutos; y que engancha gracias un acompañamiento  rítmico sencillo y pegadizo. No obstante esto será un pequeño espejismo, pues  con “Wicked servant” vuelven los THE WIDOWBIRDS mas lentos. Un corte en el cual podremos encontrar un punteo interesante a partir de la segunda mitad de la canción. La recta final la encarrilan “Dream catcher” y “Suffers me gladly” dos buenos temas que se mantienen en la línea del disco. En “Dream catcher” encontraremos un puente hacia el estribillo que nos recordará al de “Dream on” de AEROSMITH.

Estamos ante un disco menos directo que el anterior, seguramente debido a esa bajada de revoluciones que comentaba al inicio. Esto hace que se necesite más de una escucha para quedar atrapado en sus garras, o al menos esa es la sensación que he tenido. Lo que sí que queda claro es que te guste o no el estilo que ofrecen, la banda está en forma y calidad no les falta. A aquellos que les guste, deberán estar atentos  si quieren disfrutar de ellos en directo, pues según en su web oficial anuncian una gira extensa por la península entre octubre y noviembre del presente año.

firmapedro

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS