THE SPIRIT (DEU) – Cosmic terror, 2020

Enlaces:

No es la primera vez que comento lo que me alegra ver que haya bandas en la actualidad que enarbolen el estandarte del black/death sueco de los noventa. Algunas bandas otrora gloriosas y novedosas, hoy disueltas, algunas olvidadas, otras permanecen en las sombras o incluso siguen editando material que ya poco o nada tiene que ver con lo que antaño hacían. Pero aquí entran bandas como HYPERION, THULCANDRA, ISTAPP o BANE entre otras muchas y a las que debemos sumar THE SPIRIT.

Conocí a este power trío alemán en la gira que trajo a nuestro país a HYPOCRISY junto a KATAKLYSM, de la que ellos eran teloneros, y la verdad es que, a pesar del mal sonido de la sala, me fliparon. Desde entonces he ido siguiendo sus pasos hasta llegar a este nuevo LP, que ha visto la luz por mediación del también alemán sello Art of Propaganda, especialistas en post black metal y ambiente, aunque escondiendo joyitas como The Earth is silent de SUN OF THE DYING o este Cosmic terror que hoy nos ocupa. Y he de decir que me la sopla de aquí a Pernambuco que la fórmula de THE SPIRIT no sea nueva, pues han manufacturado uno de esos largas duraciones que son una auténtica biblia de riffs. De muy buenos riffs.

Además, han sabido reforzar ese riffing con muy buenas melodías y guitarras rítmicas de las que se adhieren con facilidad a nuestro tejido cerebral, independientemente de su supuesta o no sencillez. Sin duda alguna, aquí reside el corazón de esta banda, en las cuerdas, que enganchan un riff tras otro contando casi tanto o más que la lírica. Como si de dos voces se tratase, melodías se entrelazan armonizándose a su debido tiempo, sin necesidad de aplicar esas armonías de manera obligatoria, sólo para enfatizar ciertos instantes que quedarán para la posteridad, lanzados al Cosmos como una sacra ofrenda. Arpegiados característicos aportan momentos de tensión, así como te preparan para nuevas acometidas de riffs o sirven de justos preludios para magníficos y solemnes solos de guitarra. Le hubiera dado un poquito más de importancia en la mezcla al bajo, pues a pesar de que es audible, hay que poner más atención en sus labores de la que me hubiera gustado.

Esa mezcla casi impoluta que ofrece THE SPIRIT en su arte, mezclando con maestría el black y el death metal aunque con un porcentaje levemente mayor del primero, es digna, como decía al comienzo, de la escuela sueca, notándose profundamente las secuelas que ha dejado la leyenda de SACRAMENTUM, DAWN, DISSECTION o MÖRK GRYNING en estos alemanes. De este modo, la voz, que se mueve en terrenos guturales clásicos y cien por cien acordes al estilo, se encuentra cómoda en frecuencias medias, modulando bien tanto hacia el agudo como para abajo con algunos guturales un poco más graves pero sin entrar en las voces más propias del death. Me han gustado mucho la dicción, la métrica y la técnica de la voz.

Por último y prácticamente igual de importante, aunque de no tan remarcable epicidad como con las guitarras, las líneas de percusión juegan un importantísimo papel en un disco como Cosmic terror, en el que se juega tanto con los riffs, pues de haberse limitado a seguir lo que las cuerdas piden hubiera podido caerse en un monótono pantano de metal extremo, pero no ha sido así. Se ha sabido dejar respiro cuando la música lo pide, aportar pausa e imprimir velocidad cuando toca y asimismo jugar con recursos, fills y ritmos variados para que el tedio no se apodere de nosotros durante la escucha, por si no fuera suficiente con la variedad que nos ofrecen las líneas de guitarra. Pero, como decía, la variedad ha de estar presente en todos los espectros de un disco para que éste resulte realmente atractivo y embaucador.

Excelente disco al que no tengo cojones de sacar un sólo ‘pero’. Muy probablemente sea el disco con el que THE SPIRIT consiga establecerse en el punto de mira de la comunidad extrema más clásica, pero sin dejar al aficionado novel más exigente de lado. Mis dieses.

Comparte: