THE NOCTAMBULANT (USA) – The cold and formless deep, 2019

Enlaces: Facebook

The cold and formless deepNos encontramos ante el segundo álbum de esta, ya más que establecida, banda de black metal de Jacksonville, Florida. En este se nos ofrece puro black metal melódico, de la vieja escuela, pero con espíritu moderno, de la actual vanguardia del metal extremo.

En The cold and formless deep los elementos típicos del género están presentes (progresiones potentes, rápidas y lentas). Su buen uso y variedad de estructuras en las canciones convierten a éste en un álbum muy completo y variado, aun manteniendo las temáticas y el sonido definidas y coherentes. Se nos ofrecen velocidades de canciones que recuerdan a ANAAL NATHRAKH enfrentadas a otras que recuerdan a DARKTHRONE o incluso SATYRICON, momentos sinfónicos y momentos rockeros, tonalidades melódicas y disonancias malévolas características de los artistas más siniestros. Además, cabe destacar la potencia de voz que se consigue en todas las canciones y la diversidad de sonidos que consigue, desde los más agudos shrieks característicos del género a los más graves y profundos gruñidos. Sin duda algo que se disfruta.

Se nota una clarísima influencia de heavy metal en muchos de los temas incluidos en este álbum. Los riffs de guitarra, las melodías, etc. Todo seguramente debido a la mayor experiencia de los miembros no tan jóvenes como en otras bandas, pero sin duda un toque de personalidad e identidad muy bueno. Por ello, encontrarnos con solos de guitarra sin duda es algo singular en cuanto a black metal, pero un elemento grato y bien encajado. Casi nos parecería que estamos escuchando un disco de death metal melódico en ciertos momentos.

Por último, la calidad de producción es sin duda más que correcta con los estándares actuales en la industria, lo que, como ya he mencionado alguna vez, se agradece. Para ciertos tipos de atmósferas puede ser incluso positivo una calidad lo-fi o raw del black metal, pero en general, teniendo en cuenta el alcance que hay a las diferentes herramientas de producción y cómo se puede conseguir una calidad final muy buena en un home studio, no se excusa el poco esfuerzo que ponen ciertos proyectos en este aspecto.

Como conclusión, The cold and formless deep es un álbum muy correcto musicalmente, excelente a nivel de producción y, pese a utilizar los elementos clásicos del género, tiene personalidad, lo que es algo muy positivo para todo fan de los proyectos y lanzamientos conservadores, ya que no fallará para animar el ambiente en el coche o calentar motores en un concierto.

Comparte:

COMENTARIOS