THE JOKERS (GB) – The Big Rock&Roll Show, 2009

Enlaces: Web Oficial MySpace

THE JOKERS son un grupo de hard rock de Liverpool. Como The Beatles. Pero ahí parecen acabar las similitudes porque, mientras que los autores de canciones seminales del rock duro -e incluso heavy Metal- como «Helter Skelter» o «Revolution» eran muy -per que MUY- británicos, THE JOKERS miran más a todo lo que se ha cocido en el hard rock en los últimos cuarenta años en la otra parte del atlántico.

Efectivamente, nombres como Aerosmith o Alice Cooper, son referenciales para estos ingleses, pero sin olvidar la importancia que ha tenido en el hard rock grandes clásicos del Rock británico como Led Zeppelin o Humble Pie. Sin embargo la sombra de The Beatles es demasiado alargada como para que no alcance a estos paisanos suyos, y su influjo se hace evidente en muchos detalles de este disco.

Han girado con grandes del hard&heavy como Def Leppard, Hawkwind, Anvil e Y&T, y el disco que nos ocupa, publicado en el 2009, supuso su debut. Desde entonces su proyección ha sido lenta y segura en la escena internacional. De hecho esperan publicar su segundo trabajo para este 2012, con Andy McPhearson (The Who, Eric Clapton,…) a los controles.

El disco se abre con «V.I.B.E.», una pieza que fusiona el glam con aquellos Aerosmith que sólo tenían intención de rockear duro, en lugar de alcanzar números 1 con insulsas baladas. «Star Raver» sigue esa línea Aerosmith, pero con la bandera del Glam Rock ondeada con mucha fuerza con unos coros femeninos muy Marc Bolan. El tercer tema «Shake» nos retrotrae de lleno al funk metal de finales de los 80’s de con ese riff omnipresente de sabor «Peppers» y Living Colour. Un teclado Hammond introduce el tema «Ocean of Kings» en la línea del zeppeliniano «Thank you», pero cuyo estribillo recuerda poderosamente a aquel «No Rain» de Blind Melon. La siguiente canción, que da título al disco, también trae a la cabeza, además de a todas las referencias citadas, a la Alice Cooper band primeriza, pero con un sonido y estribillos más accesibles. El riff más duro pertenece a la funky «Studio 54» con esos coros que tanto se prodigan en las canciones de los británicos. «Super Groover», con su hiperobvio guiño a sus paisanos The Beatles (a su tema «Revolution»), hace honor a su título y hace que la fiesta no decaiga. El protagonismo de los teclados y arpegios en el comienzo baladístico de «Hell to LA«, un medio tiempo muy bien construido, supone un exquisito cierre para «The big Rock&Roll Show».

Los elogios a esta colección de canciones que componen este debut de THE JOKERS estan siendo constantes desde su publicación. Y es que suenan deliciosamente frescos teniendo en cuenta las influencias tan clásicas que definen su sonido… ¡o precisamente gracias a ello! Seguramente la intervención de un peso pesado de la industria como Andy Fraser ha tenido mucho que ver con ello, aunque la producción haya corrido a cuenta de la propia banda, lo que indica lo claras que tenían las ideas. No esperéis estridencias en su sonido, pues han buscando la limpieza. Incluso me atrevería a decir que la voz de Wane Perry anda justita para según que bandazos estilísticos (los más duros de sus influencias), pero que cumple a la perfección y queda integradísima con las guitarras de Paul Hurst. Del beat endurecido ya se encargan el bajo de Jokers Jet (menudo personaje, directamente escapado de un comic de Marvel o DC) y la batería de Steve Rooney, sólo para este disco.

Hard rock glammie para quienes echen de menos más clasicismo en la música actual, y que no les de miedito encontrarse con cierto aroma de su ciudad natal en su música. Muy recomendable.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS