THE INTERBEING (Din) – «Edge of the obscure», 2011

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook Youtube Otro enlace

Tengo la suerte de hacer la reseña de uno de los discos que más me ha impresionado en los últimos meses, se trata de “Edge of the obscure”, segunda referencia de los daneses THE INTERBEING.

Han pasado 10 años desde la formación del grupo, en su primer trabajo, el ep  “Perceptual confusión” publicado en 2008, sentaron las bases del sonido de la banda, ahora con su primer larga duración, queda demostrado que tanto tiempo de maduración ha sido necesario para crear una obra maestra del Metal actual. Este disco es una amalgama de estilos que convergen en un sonido propio;  Djent, Groove Metal, Metalcore, Industrial… en todos los temas se pueden hallar referencias a todos ellos y sin embargo, nunca pierden ni un ápice de su propia identidad. 

Las canciones de THE INTERBEING están llenas de fuerza y agresividad, con un alto contenido melódico y una leve sombra de oscuridad que lo envuelve todo ligeramente. Riffs de guitarras pesadas y muy graves, cercanas a MESHUGGAH, ritmos machacones con una base rítmica milimétricamente perfecta, voces rasgadas que pasan a ser melodías de una pulcritud inmensa en cuestión de segundos….

Me vienen a la cabeza nombres como MNEMIC, SYNTHETIC BREED o RAUNCHY, para definir la música de THE INTERBEING, pero todos ellos se quedan cortos, ya que estos daneses van más allá, creando un disco variado y compacto a la vez, demostrando un gusto exquisito a la hora de incluir pasajes electrónicos, dignos de gente como MASSIVE ATTACK o LAMB, integrando completamente esos mismos elementos en una estructura más orgánica y clásica.

Resulta difícil destacar un tema por encima de los demás, porque todo está perfectamente encadenado, quizá “Pulse within the paradox” sea el que más enganche a primera escucha, debido a su comienzo más agresivo y a ese estribillo maravilloso del que resulta imposible escapar,  pero ahí están “Face deletion”, “Shadow drift “ o “Swallowing White light” de iguales condiciones.

Todo el disco posee una atmósfera propia, haciendo que todos los temas estén en perfecta sintonía, del primero al último, esto se debe al gran trabajo de teclados y sintes, que en temas como  “In the trascendence” o “Tongue of the soiled” hacen una labor magistral, haciendo que los temas alcancen una dimensión casi Industrial.

Ese hilo conductor tiene que ver en gran parte, con el origen del nombre y el concepto de la banda, ya que proviene de la obra “Inter being” del artista Alex Grey, que hace referencia a la búsqueda interior del propio ser humano, un viaje individual por las entrañas de nuestro propio yo, una forma de profundizar en el abismo de nuestra existencia, nuestra creación y por supuesto, nuestra muerte.

 

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS