THE GREAT DESTROYER X – Beta Version 1.0, 2011

Enlaces: MySpace Facebook Twitter

¿Indiferencia? Desde luego no es un sustantivo que defina las sensaciones percibidas tras oír a los madrileños THE GREAT DESTROYER X (TGDX) y su maqueta recién editada este año. Formados en 2008 no paran de moverse de bolo en bolo, actuando con bandas como ENCODED MIND el mes pasado, o INSOMNIA y AGRESIVA en 2010 (en ese mismo año forman parte del cartel del DESTROY MADRID en la sala Caracol junto a formaciones como DEMIURGO o THE MURDER INDUSTRY entre otras).

Es en este 2011 cuando editan esta demo de cuatro cortes más un bonus track, con un marcado acento moderno y contemporáneo, que tiene su contrapunto en la clásica voz de su cantante Chus. La base instrumental desde luego tiene tintes actuales, pero esos colorantes naturales (creo que en la exploración de nuevas tendencias dentro del metal está la naturaleza de TGDX) quedan notablemente disimulados por el trabajo old school de Chus.

Pero ese clasicismo no queda únicamente ahí. De hecho el tema inicial, The Land of the Lies, tiene bastante de power metal 80’s, ataviado con ropajes modernistas (eso siempre) y con ligeros deja vu’s a grupos como VICIOUS RUMORS. Ahí no queda la cosa, aunque lo que seguiremos encontrando en la maqueta, de forma gradual, es un acercamiento a estructuras más modernas.

Fight for Her sigue teniendo ese equilibrio entre lo clásico y lo coetáneo. Pasado, presente y futuro se entremezclan en forma de influencias en un corte que vuelve a hacer un guiño desde 2011 al power americano de los 80’s.

Ya con Amor el grupo entra en terrenos más alternativos, y aun así el trabajo vocal consigue que no salgas corriendo (hablo desde la perspectiva de un amante de lo clásico). Desde el punto de vista de seguidores de grupos en mayor o menor medida con sonido actual, como SOBER (aunque en líneas generales no se parecen a ellos),  quizás sea el mejor corte. Sin embargo, arropado por esa voz en detalles a lo Cano de CENTINELA, hace que no rompa esa eterna dualidad entre clasicismo y modernismo con el que el disco te atrapa de principio a fin.

Y esa evolución desemboca en Jailed Stalker, un tema enrevesado y que te deja descolocado, aun sin salirse de los parámetros tan dispersos, a la vez que concretos, en los que se mueve el grupo en este trabajo.

El bonus track (Pesadilla) es totalmente prescindible por su poca calidad de audio, ya que está grabado en directo, y su sonido hace que no esté a la altura del resto. Como curiosidad no está mal, pero elimina en parte las buenas sensaciones anteriores.

Notable demo que no dejará indiferente a nadie. Podrá gustar más o menos, pero lo que sí está claro, al menos para un servidor, es que a estas alturas, cuando todo ya está inventado, uno sigue descubriendo grupos nuevos que “crean” en cierto modo nuevas apuestas, originales e inesperadas, en este caso recopilando ideas del pasado y actuales, creando un sonido peculiar y difícil de etiquetar. ¿Tú cómo los definirías? Difícil, sin duda. Lo que sí es claro es que nos encontramos ante una maqueta llena de contrapuntos que hace que la balanza esté bastante equilibrada, y en el término medio está la virtud. Eso decían los griegos ¿no? Versión 1.0 implementada para oídos abiertos a nuevas tendencias pero con bugs, diseñados a conciencia, que acercan el producto a tímpanos que fueron taladrados en su día por sonidos más clásicos. Ahí reside el acierto de esta demo y de TGDX.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS