THE GENOTYPE (MEX) – Shade and essence, 2020

Enlaces:

Portada de Shame and essence de The GenotypeSi has llegado hasta aquí ya no puedo hacer el juego de una cata a ciegas para que me digas de quién es este disco y te deje con la boca abierta al descubrir que no es el último disco de TRIVIUM, SOMAS CURE o SCAR SYMMETRY, sino de un grupo procedente de la región de Yucatán (México) desconocido para nosotros los paletos europeos. Yo sí tuve esa sensación cuando el señor YouTube me recomendó escuchar el tema que os dejo más adelante. Para que luego nos quejemos de Big Data.

THE GENOTYPE tiene un sonido que nada entre el death metal melódico y el metalcore de una de las mejores maneras que he tenido oportunidad de escuchar en los últimos años. Contundente y melódico con una técnica depuradísima y muchísima pegada en sus estribillos al estilo de SCAR SYMMETRY en la glorioso época de Christian Älvestam como vocalista. Es cierto que la ambientación conseguida por medio de los sintetizadores hace que, en vez de envolverte en el frío y la oscuridad de un bosque noruego, te sientas más como si estuvieras delante de HAL 9000 (véase 2001: Una Odisea del espacio).

Siguiendo con las voces, lo primero que podéis pensar es que hay dos o tres cantantes. Hay colaboraciones en algunos temas, pero el grueso corre a cargo de Humberto Rodríguez, ya sean limpias, guturales, rasgadas o lo que se te ocurra. Es a las voces del metal lo que el tres en uno para el bricolaje. Parece mentira que todo ese registro salga de la misma garganta. En resumen, cremita de la buena.

El resto de componentes siguen siendo unos bestias que os pondrán la cabeza del revés en cada tema. El uso del doble bombo de Víctor Carnevali en «Crowned in the infinite» me ha dejado loco de atar. La parte de guitarras y bajo es increíble, ya que corren por el mástil a una velocidad endiablada, pero se puede percibir claramente cada nota y suenan tan gordas que si te pasas un poco con el volumen te tiran las paredes de tu casa y te haces un loft de lo más mono.

Me niego a decir cuál es el mejor tema del disco, ya que eso sería profanación y estando tan cerca de las Navidades no me quiero jugar que los Reyes no me traigan nada. El tema que no tiene un riff brutal como «The emperor» tiene un estribillo que te mueres como «Extinction«, o una armonía de grado superior como «Close to the Sun«.

¿Y sabéis que es lo mejor? ¡Qué es su álbum de debut! Señor, qué vida más desaprovechada la mía…

Vamos, que estáis tardando para escuchar este Shade and essence de THE GENOTYPE, de lo mejor de 2020.

 

Comparte: