The Final Resistance: A Tribute to Dark Tranquillity, 2013

Enlaces: Web Oficial MySpace Facebook Twitter

Casi como si cerrase un círculo, esta reseña tiene un matiz un tanto irónico para mí. Conocí a DARK TRANQUILLITY hace unos cuantos años ya precisamente por un disco tributo a METALLICA (otra de esas bandas de mi adolescencia, como la de muchos otros) versionando el tema My Friend of Misery. Por la curiosidad de saber cómo podría sonar una banda con un nombre tan peculiar, decidí aventurarme con los temas propios… y hasta el día de hoy no he salido del mundo del Metal extremo. Con esta anécdota simplemente quería reflejar la importancia que ha tenido esta banda a nivel particular, porque si hablamos a nivel musical, esa escuela de Gotemburgo de donde también salió su banda hermana IN FLAMES, todo el mundo conoce de sobras la influencia que han tenido en las corrientes más modernas del Heavy Metal. 

No obstante, como los hermanos separados al nacer, ambas agrupaciones escogieron caminos muy distintos. IN FLAMES decidieron adentrarse en corrientes más alternativas y accesibles (totalmente respetable, es su música), DARK TRANQUILLITY decidieron permanecer un poco más cercanos a sus raíces, que no quita que también se hayan modernizado a su manera. No hay más que ver cómo los teclados son una parte fundamental en su sonido. Y es que la mayoría de bandas incluidas aquí se nota bastante que han seguido muy de cerca los pasos de Stanne y compañía (salvo alguna excepción que más tarde comentaremos). 

Pero hay que dejar claro una cosa, ninguna de las bandas intenta imitar punto por punto la versión original (¿o si no, cuántas clónicas versiones del Angel Of Death se han hecho y harán?), ni tampoco busquéis una versión que supere al tema original, no es el caso y además es algo que pasa una vez de cada mil. Y otra pregunta clásica: ¿cual es el tema que mejor sale parado?. Eso es algo completamente subjetivo, cada uno tendrá que averiguarlo por su cuenta, que no nos encontramos ante el típico Split de bandas similares donde sí que hay una competencia mucho mayor por ver quién suena más bruto, bestia o depravado.

Abren la veda los japoneses SERENITY IN MURDER con Edenspring. Como dije antes, ninguno intenta imitar 100% el tema raíz. Este tema es bastante más orquestral, con mucha más presencia de teclados atmosféricos y en definitiva, mucho más limpio y «elegante» que el tema del 95, donde sin muchos adornos iban directamente a saco. Lo único que echo en falta es la pequeña introducción de bajo que aquí han cambiado por completo. 

Uno de los detalles curiosos del recopilatorio está en el comienzo de Dreamlore Degenerate de mano de los ya veteranos en estas lindes, DARKNESS BY OATH, que llevan casi diez años dando guerra desde el País Vasco. Como si estuviésemos sintonizando una radio e intentado oír sin demasiado éxito el tema original (podemos oír unos poco segundos de este a modo de guiño), hasta que sin previo aviso empieza la tormenta de verdad. Una versión con tanta mala hostia como la de los suecos. No representa ninguna novedad, ni ninguna transgresión al género y tampoco creo que lo necesiten. Por y para los seguidores del Death Metal de Gotemburgo.

Aunque ThereIn siempre me pareció un tema bastante sobrevalorado de los nórdicos, no significa que SURU hagan un mal trabajo. Todo lo contrario, potencian ese aura melancólica que teníamos en la canción primigenia. La noto un poco menos agresiva con el cambio, pero no puedo negar que le queda bastante bien, más aún con la voz limpia de Álvaro Malta que le da un pequeño plus al corte. De lo que estoy seguro es de que este tributo va a ser un arma promocional estupenda para los manchegos, que sacaron disco el año pasado, precisamente.

Nos vamos a Madrid con DAWN OF TEARS que se han atrevido con otro de los himnos del grupo. The Wonders At Your Feet, aquí han optado por un esquema más simple, han quitado importancia a los teclados y priman las guitarras. Cierto es que en la canción original los teclados eran lo que le daban su seña de identidad, pero se han atrevido a darle un enfoque ligeramente distinto, y nos guste más o menos, es siempre de agradecer. Precisamente el caso contrario para con los Sopelana, son THE DESCENT y su Final Resistance, un trallazo que muy poco se diferencia del tema raíz.  Tampoco es que haga falta, es una canción que va directa a la yugular y sería un sacrilegio casi hacer un tema más calmado, cuando lo que pide es violencia sonora.

Los SKYDANCER de Vigo se han atrevido con otro de esos temas imperdibles en la discografía de los suecos, The Treason Wall. Le han dado un aura bastante distinta a la original, con un ritmo algo más lento, sin embargo tiene un pedazo de solo casi al final del tema,  que vale la pena bastante, aunque sea tan solo por la curiosidad. 

No obstante, creo que lo más original de la compilación es Erling Solem y su Ex Nihilo. Un músico noruego de estos que lo hace todo por si mismo, y que investigando un poco nada tiene que ver con el mundo del Heavy Metal, y mucho menos con el Metal extremo. Y encima ha escogido un outro, un tema que suelen poner los DARK TRANQUILLITY «enlatado» al acabar los conciertos. Para que veáis que la influencia de los suecos ha llegado más lejos de lo que parece….

Si tuviera que decantarme por mi favorita del disco, sería The New Build de los salmantinos MIND HOLOCAUST, pero por actitud. Una banda de Brutal Death Metal que decide rendir homenaje a una banda alejada de sus estándares y con la actitud de «a la mierda la melodía, a la mierda los interludios, a la mierda todo, solo queremos abrir cabezas.» Ya os podéis hacer una idea de como sonarían DARK TRANQUILLITY puestos de coca. Lo único malo es la producción, no sé si será consciente o no, pero suena demasiado «saturado», como si quisiesen poner todos los instrumentos en la misma pista de audio, y a veces cuesta distinguirlos. Una pena, porque podría haberles salido incluso mejor.

A otros que les va a servir a darse a conocer gracias a este tributo, será a los AGÓNICA, de Pontevedra. Death/Thrash actual, que consiguen acoplar bastante bien a Nothing To No One, incluso se atreven a meter Breakdowns en la parte final. Como vemos, aquí variedad no falta. 

Mucha gente del norte hay en este recopilatorio, y de nuevo volvemos a Galicia, concretamente a Vigo para encontrar a los FALLEN SENTINEL que deciden no arriesgar demasiado con su Terminus (Where Death Is Most Alive) sin desentonar demasiado de la canción originaria, aunque la principal diferencia está en el uso de voces femeninas en ciertas partes, no le queda mal y tampoco sobra. Uno de esos pequeños añadidos puestos para ganar algo de interés en la canción.

Toca irse al país vecino con APOTHEUS que nos ofrecen un Misery’s Crown mucho más guitarrero, sin teclado ni piano alguno (salvo al final). Opción arriesgada, teniendo en cuenta que es un tema con muy alta estima, pero es que incluso se permiten el lujo de incluir pequeñas partes que no estaban en la versión de los autores. Y la verdad es que la apuesta les sale bastante bien. A estas alturas de álbum no hay una sola banda que decida desmarcarse un poco y le salga mal, eso dice mucho y muy bien de la elección de grupos.

Seguimos en territorio luso con SHADOWSPHERE que se decantan por un tema que es siempre efectivo, Focus Shift. Poco que decir, la canción rápida y simple se adapta perfectamente al estilo de los portugueses que no necesitan ninguna introducción para ir directamente a saco desde el segundo uno. Si los suecos no se complicaron demasiado la vida, los lusos no va a hacer menos y cumplen su cometido.

Finalizamos con los también portugueses THEE ORAKLE, que en Dream Oblivion optan por el clásico juego de «La bella y la bestia». Que no tiene nada que ver con la película, sino con el uso de la voz agresiva masculina y la voz limpia femenina. Ciertamente resulta bastante atractivo, consiguen cambiar bastante la atmósfera del tema y ofrecen un punto de vista completamente distinto al que salía en el reciente «We Are The Void». Si encima hubiesen ralentizado el tema un poco más, al estilo Doom/Death más clásico, ya habría resultado redondo, aunque esto es un deseo personal, nada más, sin desmerecer lo más mínimo la versión.

Tenemos un pequeño «bis» en forma de bonus tracks. Uno de ellos es de parte de los canadienses THE AGONIST, conocidos de sobra a estas alturas, más allá de que entre sus filas esté Alissa White-Gluz, y que a pesar de ser una vocalista genial, la versión de Monochromatic Stains es bastante floja. Ni ella ni sus compañeros dan la sensación de querer saber lo que están haciendo en el tema o lo que quieren conseguir. No obstante les excusaremos porque cuando salió esta canción, en 2008 en el recopilatorio «Century Media: Covering 20 Years of Extremes» les quedaba bastante por mejorar, aunque en su última obra se ven signos de madurez, afortunadamente.

Y cómo no, SLAUGHTER OF THE BLUEGRASS, una banda tributo que hace versiones de AT THE GATES o AMON AMARTH y han apostado por Punish My Heaven, adaptado a un estilo sureño de manera sorprendentemente buena. Pero mejor que lo escuchéis vosotros. No creo que el propósito sea otro más allá de sacarnos una sonrisa con una versión bastante divertida.

Elogiar cómo no, la labor de SUSPIRIA RECORDS que han invertido bastante tiempo en traer a tantas bandas para que pudiesen grabar este tributo y presentarlo en un formato bastante atractivo (además del diseño del álbum se ha encargado Pilar Baldominos, que ha trabajado en esta web, también). El resultado, como habéis visto, bastante bueno, algunos arriesgan más y otros menos pero creo que no disgustarán a ningún seguidor de DARK TRANQUILLITY, al fin y al cabo, es para ellos.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS