THE ELYSIAN FIELDS (GRC) – New World Misanthropia, 2019

Enlaces: Facebook

Hace unos meses tuve la oportunidad de continuar la saga “Grandes desapercibidos”, con un artículo en el que recordaba algunas bandas que a mi juicio no habían tenido la repercusión y el reconocimiento que merecían. Entre ellas se encontraba THE ELYSIAN FIELDS, un dúo griego que tras el espectacular Suffering G.O.D. Almighty se sumergió en el más absoluto silencio.

Ha querido el azar que mientras escribía aquel homenaje que creía póstumo se estuviera ultimando su resurgir nada menos que catorce años después, con un nuevo disco titulado New World Misanthropia. Durante los diez años que separaron sus hasta ahora cuatro discos, su estilo había mutado desde su forma original de death metal al death black sinfónico muy old school que acabó por fusionarse con lo industrial y electrónico. Con un camino tan sinuoso a sus espaldas, era de esperar que tantos años ocultos en su sepulcro supondrían la consecución de una nueva apariencia.

Chaoskrator” abre el disco enarbolando un estandarte que deja ver claramente sus intenciones. Casi un minuto de coros inquietantes, violines chirriantes y retumbantes trombones que nos evocan la gran banda sonora de la versión cinematográfica del Drácula de Bram Stoker, pasada por el grandilocuente y maléfico filtro de SEPTIC FLESH. Tras los primeros compases la orquestación explota en un violento alud de black death sinfónico vasto, oscuro y con algunos detalles como la aparición de melodías influenciadas por la música del medio oriente.

Este es sin lugar a dudas el cambio más abrupto respecto a su estilo anterior, y poco o nada ha sido legado de sus discos anteriores. “World misanthropia” es probablemente la pista donde más se advierten algunos detalles que evocan lejanamente el pasado musical de la banda. El teclado inicial, antes de fundirse con los instrumentos de cuerda, recuerda a aquellos que ponían el toque electrónico en Suffering G.O.D. Almighty, y la voz adquiere unos registros similares. En cierta manera, de hecho, podría considerarse que estamos ante la evolución indirecta de su 12 ablaze, que ha aumentado la cantidad y la calidad de la instrumentación y suena mucho más moderno y limpio.

Queda claro que detrás de este sonido hay mucho trabajo de composición, así como una producción exquisita. Un trabajo orquestal tan completo y grandilocuente requiere sin lugar a dudas mucho tiempo invertido, y será difícil que pueda contar con una orquesta en directo capaz de abarcar la magnitud de su sonido. En cualquier caso, New World Misanthropia es un trabajo grandioso, tanto en la forma como en el fondo. Oscuro, épico y altísono, un gran relato de terror que suena a profecía apocalíptica.

Comparte:

COMENTARIOS