THE CONSPIRACY (ESP) – The unbearable heavyness of existence, 2019

Enlaces:

Para bien o mal, no esperaba encontrarme un EP como este The unbearable heavyness of existence parido por los gallegos THE CONSPIRACY. Son doce minutos de cápsula de tiempo hacia otra década y lugar, el metalcore norteamericano de los años 90. Cuando esa etiqueta implicaba breakdowns, riffs de SLAYER y acercamientos indebidos al death metal. El crossover ochentero estaba muerto y enterrado y nadie había empezado a fotocopiar el Slaughter of the soul y los estribillos melódicos eran sinónimo de linchamiento masivo. Me cuesta ser objetivo con este trabajo, pues aunque reconozco que dista mucho de ser perfecto, la recreación casi perfecta de una de mis debilidades musicales me hace mirarlo con muy buenos ojos. 

Tres temas propios, una versión y una intro y una outro de corte industrial que fusilan samples de la primera temporada de True Detective (un encantador anacronismo). Muy poco pero a la vez suficiente para saber qué nos ofrecen estos chicos de Vilagarcía de Arousa.

Es el tema homónimo el que arranca con el apartado estrictamente musical y se rige por las normas de aquella década. Riffs metalizados, voz propia del hardcore con death growls y voz rasgada usados de manera ocasional, breakdows a mitad del tema para finalizar con una base rítmica que entra en los terrenos del beatdown. 

No tiene tanta suerte «I have no mouth (but I must scream)» en su primera parte. Quieren sonar como una apisonadora a base de lentitud, como BLACK TONGUE, pero ni acompañan la producción (demasiado cruda para esos menesteres) ni una base más vacía de la cuenta. Afortunadamente remontan el vuelo al pisar el acelerador. Quizás suene muy similar a su predecesor, pero ¿si bajo esos términos muestran su mejor cara, para qué cambiar? Ya habrá tiempo para mejorar en otros aspectos. 

«F.S.H.» ofrece lo mismo, pero más directo en su escaso minuto de vida, mostrando que por lo pronto a la banda se le da mejor ir muy rápido que lento.

Sorprende la versión de «All will suffer«, no por la calidad de la canción en sí, sino por la elección del grupo, SHATTERED REALM. Una de esas bandas de culto que llegaron demasiado tarde. Había otras opciones mucho más populares para versionar: MERAUDER, EARTH CRISIS… Pero quizás eso estaba demasiado visto y en su lugar han decidido reivindicar a una banda bastante olvidada y con un alto grado de fidelidad. 

Seguramente con una mejor producción y unas composiciones con elementos más modernos podrían llegar a más gente, y tal vez apunten a un nicho de mercado demasiado pequeño que adora este sonido. Pero no voy a ser yo quien les critique por ello.  Sin embargo, la próxima vez que decidan atreverse con material grabado debería ser mucho más que cuatro canciones y doce minutos, que las presentaciones ya se habrán acabado. 

Comparte:

COMENTARIOS