THE BLEEDING (GBR) – Rites of absolution, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

The Bleeding - RitesDesde tierras británicas y con sólo un EP a sus espaldas, se presentan THE BLEEDING. Un grupo cuyos componentes atesoran experiencia a sus espaldas (entre otras bandas ese engendro técnico de música avanzada llamado ERA VULGARIS) y que han decidido juntarse para hacer simple y llanamente death con toques thrash (o a la inversa) en un sentido añejo. Es decir, coge a DEATH y añadele todos los derivados que sugieron en Europa a su imagen y semejanza (PESTILENCE, MORGOTH, los primeros ASPHYX…) y tienes lo que quiere ofrecer THE BLEEDING en este debut llamado Rites of absolution. ¿Algo nuevo que ofrecer? Para mi gusto un sonido muy equlibrado entre la potencia de nuestros días y el cariz más plano que tenían los citados grupos en el pasado.

THE BLEEDING desperdiga tecnicismos en su justa medida. Las composiciones siguen un patrón regular, con partes más rápidas, otras más groovies como “Crook and flail”, pero siempre buscando ofrecer pirotecnia. El elemento avanzado viene dado además de por unos solos comedidos a lo SLAYER, por unos cambios constantes de ritmo, amén de algún que otro riff que entra de otros géneros (en este sentido el cariz black de “Dreams of hatred” es el que más me llama la atención). También hay melodía en otros solos menos minimalistas, sin que por ella se pierda un ápice de energía y la sección rítmica no para un segundo quieta, destacando el bajo de Sean Richardson que pese a su sonido grueso y saturado, camina libre y aporta matices.

El elemento no instrumental que es la voz de Jamie Stungo es también sorprendente. Además Jamie no es vocalista nato. En sus grupos ha sido siempre guitarrista y aquí deja a un lado las cuerdas con clavija y se queda con las suyas propias, con una voz aspirada y podrida al mismo tiempo que es puramente heredera de Chuck Schuldiner y Martin van Drunen. Pero además no es un vocalista monótono. Sabe hacer giros interesantes, con tonos más agudos a veces, otros más guturales, dentro del tono agresivo general. Obviamente es por “su culpa” por la que todas las referencias antes dichas vienen a la mente, más allá de la base musical que desarrolle THE BLEEDING, aunque no cabe duda de que si incluyes una versión (fiel pero con toque personal) de “Open Casket” de DEATH, se te ve el plumero.

Pero insisto que lo que más me llama la atención es la producción. El octanaje de base es mucho mayor que el de las bandas que sirven de inspiración a THE BLEEDING, pero sabe no sonar sobreproducido para que ese sentimiento añejo se mantenga. Siempre tuve cierto problema con las producciones limpias y pulcras de los grupos técnicos en el sentido aquí dicho, me parecía que perdían muchos puntos de agresividad aunque ganaran en detallismo y aquí THE BLEEDING sabe coger el espíritu de por ejemplo Consuming impulse, con la amplitud de paleta sonora de Spheres por mencionar dos discos de PESTILENCE que muestran las dos caras de esta música.

Rites of absolution es un buen equilibrio entre virtuosismo y visceralidad, entre sonido limpio y poliédrico y agresividad. THE BLEEDING en ese sentido, sin deslumbrar, ofrece un trabajo muy disdfrutable, corto (escasa media hora versión de DEATH incluida), pero sin relleno ni altibajos.

Comparte:

COMENTARIOS