THE BLACK HARVEST (CHL) – The black harvest, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Chile no es un país muy dado a ofrecernos bandas de doom metal. La más conocida y la que ha tenido más relevancia fuera de sus fronteras hasta ahora sin duda fue MAR DE GRISES. Hay otras bandas del género que han conseguido adquirir cierta notoriedad internacional, como podrían ser UARAL o MOURNING SUN con su primer trabajo, pero son pocas las bandas de allí de las que llegamos a tener noticias.

THE BLACK HARVEST hacen acto de presencia en el mundillo con un primer trabajo homónimo y después de haber editado un par de demos en el 2014 y 2015 respectivamente. No es una producción muy prolífica para una banda que se supone que está en activo desde el 2004, pero todos sabemos que, en esto del doom, las cosas hay que tomárselas con calma (como un servidor haciendo la crítica). Mejor lento y seguro que rápido y efímero.

Los de Puerto Montt nos traen un plástico de poco más de cuarenta minutos de puro y genuino doom death, que bebe, reza y se alimenta del doom death de principios de los noventa. Sobre todo de la santísima trinidad inglesa, ANATHEMA, PARADISE LOST y MY DYING BRIDE, pero también puede estar influenciado por grupos de death metal más clásico como el que pueden ejecutar GRAVE o ASPHYX. Ya sabéis a que death me refiero, a ese menos afincado en la velocidad y la agresividad extrema para darle más cancha a los medios tiempos y pasajes más lentos y cadenciosos.

Así pues, poco espacio para experimentaciones y sorpresas va a haber en este opus. Ni falta que hace, puesto que parece que tienen muy claro lo que quieren hacer y cómo quieren hacerlo. Un sonido oscuro, denso y malévolo, como mandan los cánones del death metal más pútrido y pestilente, pero a la vez sonando lo suficientemente nítido y claro para que podamos apreciar todos y cada uno de los instrumentos.

Una voz principal con un gutural profundo y cavernoso, que inunda todos los rincones de la mazmorra en la que nos introducen al escuchar sus temas, combinada con otra voz hablada, con cierto reverb, muy típica del doom noventero, que suelen introducir en las partes más lentas y relajadas de los temas. Y una tercera voz, más chillona y cercana a los scream del black, que aparece de vez en cuando en las partes más rápidas y feroces.

Así pues, este disco nos va llevando de un lado para otro dentro de los dos géneros citados; temas más doom como “Of wizards and demons” donde el protagonismo recae en los punteos de guitarra y el buscar crear atmósferas de tristeza y desesperación, o canciones más afincadas en el death metal más puro y duro como “Mystic allegory”, donde la velocidad y la rabia se hacen dueños absolutos de la canción. Aunque la mayoría de los temas están muy equilibrados en lo que se refiere a los dos estilos y en ellos podemos encontrarnos pasajes más tranquilos, en cuanto a tempo, ritmos cadenciosos e intención de crear atmósferas opresivas y desesperantes, para luego desencadenar en furiosos instantes con riffs de puro death clásico.

Este The black harvest no es un disco original, ni creo que sea su intención. Pero sí que nos ofrece una magnifica muestra de todo lo que nos puede dar un género como el doom death o el death doom, como prefiráis llamarlo. Muy recomendado para los amantes del género, que disfrutarán como enanos con él.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS