THE BLACK DAHLIA MURDER (USA) – Verminous, 2020

Enlaces:

Son muchas las personas con las que comparto el gusto y la devoción por la música de THE BLACK DAHLIA MURDER. Prácticamente todo mi círculo de amigos y colegas más cercano está enganchado en mayor o menor medida a alguno o todos sus álbums y no es para menos. Ya en su día sorprendieron con su debut, que te dejaba ver un death metal fresco, moderno para la época, con melodía, rabia, técnica y con cierto regustillo a la escena deathcore primigenia norteamericana. Pocos discos tardaron los de Detroit en definir su estilo, en crear su propio sonido y en comenzar a reclutar numerosas almas para su infame legión de seguidores, que a día de hoy se cuentan por centenas de miles de trillones.

Bromas aparte, desde mi humilde y seguramente, de ahora en adelante, criticado punto de vista, THE BLACK DAHLIA MURDER llevan sin sacar un discazo desde Everblack. ¿Discos buenos? Por supuesto, con sus temazos sueltos y tal, pero me da la sensación de que al combo de Michigan se le agotan las ideas en muchas ocasiones. Por suerte para la banda, la incorporación de Brandon Ellis fue un soplo de aire fresco, pues sus maneras a la guitarra renovaron el espíritu de estos auténticos devoradores de metal extremo. También el cambio de baterista en su día fue un punto a favor de TBDM, pues, aunque hablamos de dos auténticas bestias a las baquetas, Alan es mucho más rápido, técnico y variado que Shannon.

Pero dejando presentaciones y comparaciones a un lado, esta nueva obra me ha dejado tantas buenas sensaciones como indiferencia, pues considero que hay muy buenos temas pero, como comentaba hace unas líneas, el combo estadounidense ha pasado de ser una banda que sólo sacaba discazos a ser una banda que saca buenos discos que incluyen algunos temazos. Esto no es una crítica, ni mucho menos, ya que es muy complicado mantener un nivel discográfico impoluto a lo largo de tantos años, pero soy un nostálgico de los TBDM de antes, ¿qué pasa?

Con todo y con eso, “Verminous”, “Sunless empire”, “The leather apron’s scorn” y “Dawn of rats” se postulan como los temas que más me han enganchado de Verminous, en el que para nada se han dejado la habilidad para ejecutar en un armario. Si compositivamente no me parece que estén en su mejor momento, es innegable que los BLACK DAHLIA siguen mejorando a la hora de interpretar sus instrumentos, más todavía con las ya mentadas y últimas incorporaciones, que hicieron que el nivel técnico subiera de manera significativa.

De hecho, he notado en Alan Cassidy la necesidad de no hacerse alusión ni siquiera a sí mismo, reinventando cada fill y cada progresión e incluso empleando ritmos que hasta ahora no había empleado o no eran tan habituales de escuchar en la obra de los de Detroit. Me flipa que el inconformismo y las ganas de mejorar de Alan lleven lejos a los proyectos en los que se involucra, pues los hace únicos y especiales. Trevor, en su línea, sigue dando sólidas razones a los que pensamos que es uno de los mejores liricistas de metal extremo del planeta.

Como conclusión, estoy seguro de que dentro de un tiempo THE BLACK DAHLIA MURDER volverán a sacar un disco que me haga decir “¡joder, este sí!”, y será entonces cuando vuelva a engancharme a esta legendaria banda con energías renovadas. Hasta entonces, buen viaje y buena suerte.

Comparte: