THE ANTHAGONIST – When bloody sunset arrives, 2016

Enlaces: Facebook

PortadaDicen que de casta le viene al galgo… Y nada más saber quiénes firmaban este disco, sabía que me iba a encontrar algo interesante. El estilo de Zoilo se ve venir, y las voces (Adrián González) son unas que echaba de menos. No desde NIHIL, sino desde un directo de NIGERSTELLA (banda en la que tocaba Adrián Costal) hace ya unos años en el Liceo Mutante. La mezcla de tres músicos como ellos no podía decepcionar, empezamos.

Durante todo el disco te persigue una ambientación oriental a golpe de guitarra que te empuja a alguna zona del norte de África. O quizá sólo al recuerdo de alguna película con bailarinas de danza del vientre. Vete a saber qué distorsión habrá metido Hollywood en mi cabeza. Lo importante es que el sonido de THE ANTHAGONIST te envuelve y no te suelta.

Desde el primer tema «The origin» y a lo largo de todo el When bloody sunset arrives se produce una evolución hacia un estilo más oscuro y rápido en todos los instrumentos. Es agradable que mantengan melodías que no saturan. Además, y puede que no haya sido intencionado, la parte más pausada de las voces es un guiño al estilo más clásico de GORGOROTH.

En los siguientes temas aumenta la velocidad de las melodías, así como el registro vocal. Diría que «The son of the Sun» es el tema más complejo y completo del disco, y seguramente el preferido de la mayoría. Si tuviera que escoger uno como carta de presentación de la banda, sin duda sería éste.

Por otro lado «Arise» es clave por empezar como acaba, formando un círculo, curiosamente como la portada del EP. ¿Casualidad? Una coincidencia muy apropiada para el tema central del disco.

Cabe destacar de que a pesar de ser un EP el sonido está muy elaborado y eso hay que aplaudirlo. También remarcar el trabajo de composición que hace que el tiempo pase volando y quiera volver a darle al play en cuanto acaba. Igual es por el estilo, pero tienen a su favor que no aburren al que escucha… Y eso es algo que hace bastante falta actualmente.

Encuentro la influencia de bandas como BEHEMOTH, WATAIN o incluso DARK FORTRESS, que vinieron a mi cabeza al final de «Last sunset«. Pero en conjunto el disco es bastante original dentro del estilo.

El último tema es simplemente una despedida, o quizá una intro perdida. Dependerá de gustos, pero a mí me sobra. Los cinco temas completan un buen disco sin necesidad de florituras.

El minipunto negativo se lo lleva la ausencia de letras, que considero es básico para hacer llegar el mensaje. Para la próxima, un archivo con las mismas en un adjunto, ¡por favor!

En general me parece un muy buen EP, gran trabajo tanto de composición como en el sonido final. Es una lástima haber escuchado hablar tan poco sobre este disco cuando supera a muchos de bandas que encabezan festivales. Confiemos en eso de que el tiempo pone a cada uno en su lugar.

firmaaida

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS