TENPEL – Ciclos, 2012

Enlaces:

A finales de 2012 los madrileños TENPEL publican su último trabajo, “Ciclos”. La historia que esconde detrás empieza a ser la tónica en las bandas que quieren subsistir sin intermediarios, y estamos viendo que cada vez más formaciones empiezan a tirar del ahora tan de moda “Crowfunding” para financiar sus trabajos. Para quien todavía no esté familiarizado con el término decir que se trata de una financiación por “micromecenazgo”, es decir: quien quiera colaborar con la banda hace un donativo, a cambio del álbum, merchandising, entradas, etc.

He de decir que hasta hace bien poco no había prestado suficiente atención a esta banda, agrupándola, con todos mis respetos, en mi archivo de bandas de “segunda fila” (aunque no de un modo despectivo). Fue en el concierto presentación de este “Ciclos” en la sala Caracol de Madrid, al que acudí por mi afinidad con TAO TE KIN – la banda que abría para ellos esa noche – cuando les empecé a prestar la atención merecida. Y es que, dejando a un lado el magnífico show que dieron esa noche, el nuevo trabajo de TENPEL (tercer álbum si no me fallan las cuentas, aunque la banda tiene unos cuantos sencillos bastante interesantes) no solo es excelente, sino que hace buenas a sus creaciones anteriores. En mi caso en concreto, anteriormente había escuchado retales sueltos de su trabajo, y aunque no me habían disgustado ya os digo que habían pasado sin pena ni gloria, incluido su ya célebre “hit” “Pegaso”, pero ahora os puedo decir que no solamente recomiendo este “Ciclos”, sino su obra al completo. Vamos a lo que nos ocupa, que es desmenuzar este álbum:

Este trabajo ha sido grabado y producido por Koke Díez en los Estudios Reno y las voces y el mezclado en Sandman. La música ha sido grabada en su mayor parte en directo, excepto las voces y alguna capa de guitarras, lo que le da por fuerza un aire de frescura y crudeza al mismo tiempo. El masterizado corrió a cargo de Mika Jussila (Finnvox Studios).

Este “Ciclos” abre con “Seréis Vosotros”, primer tema que a su vez es el primer sencillo extraído. Comienza con un dibujo de guitarra a destiempo que sin embargo es muy pegadizo. Enseguida entra la sección rítmica y la canción ya te ha atrapado. La voz, muy melódica (lo que será la tónica en todo el álbum), con una técnica y timbre personal e inconfundible, “flota” sobre la sección instrumental durante las estrofas. A continuación, el increscendo del falso estribillo, y vuelta al riff principal… La construcción del tema es sublime por su sencillez; no es muy al uso, pero igualmente da el perfil para ser un buen single.

El segundo corte, “Y pide perdón”, deja claro que la seña de identidad de esta banda, mención aparte del perfecto engranaje instrumental y lo depurado de sus composiciones, es sin duda la voz de Kantz, de gran elegancia y perfección, jugando un papel fundamental en el resultado final de los temas, como anteriormente lo hicieron grandes voces como Ro Llamazares en ZIA (el timbre de Kantz recuerda por momentos a éste) o Pekas en DOGGO. Tema más movido que el primero, estrofas pegadizas y estribillo todavía más pegadizo. Nada más que decir. Bueno, sí: una buena letra y una sección instrumental que nuevamente acompaña a la perfección.

En “Kharma” la filosofía se mantiene, aunque el tema empieza algo más pausado, con subidas y bajadas de intensidad, enfatización en los momentos clave, buenos solos de guitarra, y la voz de Kantz que sigue guiándolos a todos como un director de orquesta. Seguimos: “Líquida” es uno de los temas más tranquilos del álbum, aunque como contrapunto el vocalista mete unas voces desgarradas en los breaks. Me encanta el dibujo de guitarra por detrás de la voz, que himnotiza por momentos. Con “Pasajeros” vuelven a un tema movidillo: Letra reivindicativa, voces más violentas intercaladas con las melódicas, y unos “colchones” de teclados muy acertados.

En “Salvaje” los golpes de voz se acercan levemente al hip-hop, como una reminiscencia a creaciones anteriores de la banda, en las que solían incluir pasajes más experimentales. Este tema te anima a moverte, con muy buena letra y voces más violentas en el estribillo. El siguiente corte, “Meiyo” nos brinda unas guitarras con tonalidades arábigas en la intro, una nueva exibición vocal en las estrofas, muy pegadizas, y estribillo propenso a ser uno de esos fragmentos “cantables” por el público en sus directos. Resaltar el interludio flamenco de guitarra española al que se unen después las eléctricas para subir al estribillo. En “Lobo doméstico” destaca un sonido “Hammond” de teclado que da el protagonismo a Mosz, con solo incluído que le da un toque muy setentero. Guitarras acústicas rasgadas en las estrofas y un estribillo crudo y pegadizo a la vez.

Los tres últimos cortes del álbum encajan perfectamente como uno sólo: “Contigo sí” es un tema pausado, un medio tiempo muy al estilo de los ya mencionados ZIA, con un estribillo muy emocional. El tema enlaza con el siguiente corte, “Caerán”, que si bien es cierto que musicalmente no dice nada especial, es un tema muy coherente y “con mensaje”: música de acompañamiento a un sampler que me suena muchísimo, pero no consigo adivinar a qué película corresponde. Premio para el que me aclare esta duda. Para finalizar “El último hombre”, con un estribillo hecho claramente para ser coreado al unísono en directo, con ese “libertad!!!” repetido al final del mismo.

En definitiva, con este “CiclosTENPEL se instalan con todo merecimiento en primera línea del rock nacional. Por ponerle alguna pega el álbum va un poco de más a menos, pero eso no quiere decir que los últimos cortes no valgan la pena, ni mucho menos: prestadle mucha atención a este álbum. Totalmente recomendable y a mi entender uno de los 3 mejores del pasado 2012.

 

TENPEL – Seréis vosotros

 

 

Comparte:

2 thoughts on “TENPEL – Ciclos, 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS