TEKSUO – A New Way To Bleed, 2015

Enlaces:

teksuo10Después del aclamado EP Diamonds había una notable expectativa ante el siguiente trabajo de TEKSUO. No solamente por la brillante versión del conocido tema de RIHANNA, sino por lo interesante de la propuesta en los dos nuevos temas que contenía, que no eran sino un adelanto del cauce compositivo de la formación asturiana. Y nunca mejor traído, ya que ahora comprobamos que en este A new way to bleed, nuevo trabajo esta vez en formato de larga duración, se han vuelto a incluir ambos temas.

A new way to bleed no se queda sólamente en la enésima demostración del grandísimo nivel de las formaciones de metal que ha dado este país en los últimos años, sino que va más allá para colocar a TEKSUO a la cabeza de las bandas no solamente de hxc o metalcore, sino que me atrevería a decir que del metal a un nivel más genérico. Con menos medios, menos inversión y menos promoción que otros, pero con un talento desbordante, muy buen hacer y las ideas muy claras, ya no habría que hablar de una candidatura a situarse en la primera línea del metal nacional, sino de una realidad, y quién sabe si a posteriori podamos estar hablando de algo más ambicioso.

La fórmula, que se repite a lo largo de todo el trabajo – aunque no por ello se trata de un álbum plano o aburrido, sino todo lo contrario – consta de un abanico de registros vocales inagotable, que va desde los guturales o el metalcore a la melodía más elegante, en todos ellos rallando a una altura sobresaliente, una calidad técnica innegable en todos sus integrantes y unos temas extraordinariamente trabajados. En resumen, talento en estado puro; fluctuando entre temas crudos y pesados y otros con secciones – especialmente en los estribillos – más melódicas, y es esto último lo que para mi gusto es la nota diferencial de TEKSUO, ya que bandas que se ciñen al metalcore más cerrado se me atragantan bastante, y otras que intentan recurrir a esta fórmula que contrapone crudeza y melodía a menudo se pierden en puzzles inmiscibles y excesividades mainstream en las partes melódicas. TEKSUO hacen lo mismo que muchos otros, pero simplemente lo hacen mucho mejor.

De esta forma, “ANWTB” comienza con una intro inquientante, que rompe en riffs bien hilados y voces guturales. “Overcome” recoge el testigo con un ritmo que se acerca más al medio tiempo, algo de doom, y un estribillo melódico con dibujos de guitarra que relajan la canción, al igual que algún puente con armonías vocales. A partir de ahí lo mencionado: los temas fluctuan entre cortes pesados que no renuncian a secciones melódicas como “Become the monster” o “Father of lies”, otros genuinamente agresivos como “Deceiver/Devourer” o “Born in blood”… Como mencionaba más arriba, podemos encontrar los temas “The swarm” y “The hands of war”, que ya habían sido incluidos en su anterior EP, con sutiles modificaciones (mi impresión es que están simplemente regrabados, quizás algún mínimo cambio…), pero ¿para qué tocar algo que ha funcionado a la perfección? El álbum está plagado de riffs técnicos, sonidos genuinamente metalcore, algo de djent, ritmos machacones, reminiscencias de bandas como PANTERA, SUICIDE SILENCE, KILLSWITCH ENGAGE… incluso de bandas más dispares como ALICE IN CHAINS en las armonías vocales más tétricas. Una curiosidad que me gustaría mencionar, y que pocas veces se para uno a pensar, es que el orden de los cortes está muy acertadamente seleccionado para que la escucha sea muy dinámica.

Barriendo un poco hacia mis gustos personales diría que son imprescindibles las mencionadas “Overcome”, “The swarm” o “Father of lies”… y para el último tercio del trabajo se reservan 4 cortes que no me canso de reproducir: “The Cleansing” es un tema que te retumba en los oídos, y da paso a “Buried”, elegida acertadamente como presentación en formato de videoclip, ya que sin duda es un tema muy intenso pero contrastado con un estribillo intencionadamente pegadizo y asequible, como si de una nueva versión de pop o R&B se tratase. A continuación otro de los temas ya incluidos en Diamonds, “The hands of war”, que me sigue pareciendo la verdadera obra maestra de esta banda, para terminar con “Fading Halo”, un corte un poco menos tensionado y con un halo épico en los estribillos finales que le confieren una clara atmósfera de despedida del álbum.

Tengo bastante claro que este flamante nuevo trabajo roza la perfección compositiva, y la calidad de la grabación es notable para tratarse de un álbum autoproducido; así que merece un reconocimiento incluso más allá de nuestras fronteras. No quisiera entrar en el manido discurso de que si se tratara de un conjunto de fuera serían mucho más reconocidos, ya que mucha gente valoramos tanto o más a las bandas de aquí, pero está claro que calidad tienen de sobra para contar con una repercusión mucho mayor. Gente que aprecie a bandas como TEKSUO sobra, lo complicado es llegar a toda esa gente y más en los tiempos que corren. Lo importante, que es un trabajo de calidad, ya lo tienen.

firmagerardolópez

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

COMENTARIOS