TEETHING – We will regret this someday, 2017

Enlaces: Facebook BandCamp

Ya iba tocando que TEETHING debutase, ¿no? Estamos ante una de las bandas con más solera y trayectoria del grind (y muchas cosas más) patrio, unas bestias pardas en directo (donde han compartido escenario por ejemplo con los señores NAPALM DEATH a los que les deben mucho de su sonido) y, como suele pasar en este tipo de bandas, desde hace casi siete años habían sacado compartidos y siete pulgadas a porrón, pero nada completo más allá de la recopilación típica de todos estos lanzamientos en The map says we’re fucked.

Después de algún que otro cambio de formación (siempre recordaré cuando un día en FNAC vi a uno de los guitarristas que ha pasado por la formación y al preguntarle por un disco de country de paso le pregunté por TEETHING y se quedó el hombre a cuadros), por fin era el momento y de eso sale este We will regret this someday, donde han regrabado (e incluso diría reestructurado) temas de toda su trayectoria y metido otros nuevos y que pone el puñetazo en la mesa para todos aquellos que no sepan ni que existían. Y eso que han llegado a ponerse delante del público del Resurrection este año dando un conciertazo.

Sus bases siguen inalterables pero con el tiempo han asentado su sonido y su propia mala hostia. El padre de la criatura es el batería, Álvaro, amante del death y del grind más clásico, MORBID ANGEL y sobre todo NAPALM DEATH a la cabeza. Pero luego se les escapa un toque powerviolence, más evidente en el pasado, y sobre todo hardcore, por la influencia de INTEGRITY en otros de sus miembros, especialmente su cantante Luis que en directo no para quieto. El guitarrista Antonio añade un toque crepitante muy sueco que a mi me hace pensar en CARNAGE, ENTOMBED y GRAVE y luego hay dosis de groove por doquier que enlazan con la etapa media de NAPALM DEATH y que me recuerda a PUNGENT STENCH y MASTIC SCUM.

Como se puede ver de moderneces las justas. Aquí todo es vieja escuela hasta en el magnífico collage que sirve de portada del disco. Y esto se traduce en temas que van a degüello como “You and your fucking car”, “Filipino violence” o “Up in smoke”, el satánico “White cross inversion” que es el típico corte a lo TERRORIZER con inicio asesino pero luego mucho groove, o la adictiva “Subway rat”, el tema más lento y decadente del trabajo que se queda grabad a fuego, y en donde Luis utiliza voces habladas también. Y por supuesto uno de los mejores temas que se dejan para el final, “An open letter to my best friend”, que es un desfase absoluto de cambios de ritmos y riffs pegajosos, con algún grito powerviolence entre medias.

Para mi gusto TEETHING se ha sacado de la manga uno de los discos del año, a la par que lo último de LOOKING FOR AN ANSWER, y por tanto difícil de discernir entre ambos cuál es el mejor. A mí personalmente, como diría aquél, me llena de orgullo y satisfacción que tengamos este nivelazo de bandas en este tipo de sonidos. Y que dure muchos años. Desde luego, girar, va a girar mucho We will regret this someday en mi plato… 23 minutos de pura rabia descontrolada.

COMENTARIOS