TAN KOZH (FRA) – Lignages oubliés, 2019

Enlaces:

Hoy nos llega desde Francia, y editado por un sello autóctono, un nuevo disco de black metal que poco o nada tiene de nuevo a efectos de apreciación compositiva. Antiq Records, quienes hayan editado trabajos de bandas como VÉHÉMENCE, CATHÉDRALE DE GLACE o INCIPIENT CHAOS, nos brindan el debut del también francés combo TAN KOZH, quienes homenajean el legado de sus ancestros, no únicamente con el título de su redondo, Lignages oubliées, sino ya desde el más arraigado de los elementos en la identidad de la banda: su nombre. TAN KOZH se traduce de el bretón como “fuego antiguo”, y pone de manifiesto ese homenaje que los de Pampol quieren brindar a sus antepasados. 

Aunque no se queda ahí esa veneración, pues también evocan, tanto por producción como por composición, a bandas clásicas no sólo de corte pagano sino también de black metal de la vieja escuela o de la second wavePero es lo que se ha hablado ya en muchas ocasiones, aquí en esta web o en conversaciones metaleras con amigos. El disco mola bastante, pero es algo que ya se ha hecho con anterioridad y muchas veces. Siempre es agradable que salgan nuevas bandas en las que ver reflejada la influencia de ENSLAVED, MITHOTYN, BELENOS o HIMINBJORG, pero al final se queda en eso: otra banda más. Tampoco voy a ser yo el gurú del metal extremo y pregonar con la fórmula de la innovación, puesto que no la conozco, pero no sé, quizá es que ya haya escuchado tantísimo black metal de corte pagano que pocas cosas me sorprendan. Sí que tienen algún leve destello de que pueden conseguir dar más de sí mismos, añadiendo algún recurso más black ‘n’ rollero muy en la vena de los noruegos VREID.

Por supuesto, lo que hacen lo hacen muy bien. Black metal de espíritu pagano, visceral, poderoso y afilado, con inclusión de partes limpias de guitarra que aportan algo de solemnidad a esa rabia característica dentro del género. 

Si te van bandas del palo CELTACHOR, DRAUGNIM, GRIFFON o los también bretones VINDLAND, así como las bandas más clásicas como las mencionadas anteriormente, no te disgustarán, pero en mi humilde opinión les falta algo más de dinamismo en las composiciones para terminar de enganchar. Espero que me hagan cambiar de opinión en un futuro.

Comparte:

COMENTARIOS